Salvadoreños votan este domingo para renovar un Congreso obligado a alianzas

elección​Según encuestas, se mantendrá la correlación de fuerzas en el Congreso, en el que ni el oficialismo ni la oposición alcanza la mayoría

El Salvador celebra este domingo elecciones para renovar su Congreso y concejos municipales, en un proceso que pondrá a prueba la capacidad del presidente Salvador Sánchez Cerén de forjar alianzas para impulsar su agenda de combate a la violencia.

El mandatario no muestra desgaste por el ejercicio del poder según las encuestas, que le otorgan una leve ventaja para la contienda en la que un padrón de 4,9 millones de salvadoreños.

Por primera vez en la elección legislativa, los salvadoreños podrán votar de distinta forma: por bandera de partidos, por bandera y rostro de candidatos de un solo partido, o con sufragio "cruzado" marcando a aspirantes de diferentes agrupaciones.

Cerca de centros de votación en San Salvador se montaron verdaderos "mercados" donde vendedores de comida o agua se mezclan con los activistas de partidos que improvisaron locales para orientar a los electores a encontrar su urna de votación.

Los salvadoreños eligirán 84 miembros al Congreso, 20 diputados al Parlamento Centroamericano (Parlacen) y a 262 alcaldes y sus concejales.

Lo que está en juego

Los sondeos marcan un empate técnico entre el gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN, izquierda) y la Alianza Republicana Nacionalista (Arena, derecha), que gobernó el país entre 1989 y 2009.

Según las encuestas, se mantendrá la correlación de fuerzas en el Congreso, en el que ni el gobernante FMLN ni la opositora Arena podrían alcanzar los 43 votos de la mayoría simple, por lo que se impondrá la búsqueda de consensos.

"Las proyecciones establecen que ningún partido tendrá mayoría, con lo cual serán necesarias alianzas para legislar", declaró a la AFP la directora del Instituto de Opinión Pública de la Universidad Centroamericana, Jannet Aguilar.

El FMLN necesitará de los votos de ARENA para las decisiones que requieran mayoría calificada de 56 votos, entre ellas la elección de funcionarios como el fiscal y magistrados de la Corte Suprema, ratificación de préstamos y reformas a leyes.

Desde que el FMLN asumió el segundo gobierno de cinco años el 1 de junio de 2014, Sánchez Cerén ha enfrentado en la legislatura saliente la fuerte oposición de la exgobernante Arena y para los proyectos que requieren mayoría simple se ha aliado con partidos minoritarios de derecha.

"Lo saludable para el país es que ninguna fuerza partidaria pueda imponer su voluntad" en el seno legislativo, estimó el analista David Escobar, tras considerar que "se está jugando la suerte de todo lo que venimos acumulando" desde la firma de los acuerdos que pusieron fin a la guerra civil (1980-1992).

La criminalidad, el desafío

La nueva legislatura deberá ver los ambiciosos proyectos de Sánchez Cerén para frenar la violencia criminal, que a diario deja 11 homicidios, en su mayoría atribuidos a los pandilleros.

Las pandillas, que mantienen unos 50.000 miembros en las calles y 10.000 más en las cárceles, mantienen desde marzo de 2013 una tregua que bajó el número de crímenes, pero sectores de la población se quejan de que persistan las extorsiones y otros delitos.

Hace una semana, Sánchez Cerén regresó a los cabecillas de pandillas, que estaban en cárceles flexibles para "facilitar" la tregua, al único penal de máxima seguridad en Zacatecoluca, centro del país.

La seguridad es un tema fundamental para el gobierno en el Congreso. Sánchez Cerén pretende invertir en planes de prevención 2.100 millones de dólares en los próximos cinco años, para lo que requiere préstamos que deben ser ratificados por el Congreso.

La economía y problemas sociales también preocupan en un país en el que un 30% de sus 6,3 millones de habitantes viven en la pobreza y el déficit comercial asciende a 5.240,2 millones de dólares, según cifras oficiales.

La economía dolarizada es oxigenada desde 2001 con las remesas que envían tres millones de salvadoreños residentes en el extranjero y que en 2014 sumaron 4.217,2 millones de dólares, equivalentes al 16,5% del PIB.

Los comicios gozan de la confianza de la misión electoral de la OEA, cuyo jefe Gustavo Fernández dice tener "elementos para confiar" en la "transparencia y claridad del proceso".

Este domingo los 1.595 centros de votación con 10.621 juntas receptoras de votos abrieron a las 7 a.m. (hora local) y cerrarán a las 5 p.m..

El Tribunal Electoral prometió los primeros resultados de la elección al Parlacen para las 10 p.m. (hora local).

Video: La Prensa Gráfica

Fotografía: Tribunal Supremo Electoral de El Salvador