Evitar escándalo social pesa cuando se le niega a alguien ser padrino, dice sacerdote de Naranjo

CriterioAl cura párroco se le acusa de negarle a un joven ser padrino de confirmación por su inclinación sexual

El cura párroco de Naranjo, Enrique Cortés, admite que evitar un "escándalo social" pesa en la decisión de rechazar a una persona que sea padrino de bautismo o de confirmación.

Cortés fue acusado por un joven de la comunidad de haberle negado –a inicios del 2014– ser padrino de confirma de su sobrino debido a su orientación sexual. El religioso dice que no recuerda el caso en específico, pero admite que pesan varios factores para rechazar a un candidato a padrino.

SACERDOTE DE LA IGLESIA DE NARANJO, ENRQIUE CORTÉS

Esta es el segunda denuncia de discriminación por orientación sexual contra la Iglesia Católica que se denuncia en la última semana. El primero correspondió a un joven de Santa Bárbara de Heredia, quien aseguró que se le negó ser padrino de bautismo en parroquia de San Joaquín de Flores, por ser homosexual.

sacerdote de la iglesia de naranjo, enrqiue cortés

Cortés aseveró que la persona que busca recibir ese sacramento debe de estar identificado "plenamente con la Iglesia Católica", por lo que el estilo de vida en un testimonio de ello.

Añadió que los padres de los menores que se van a confirmar deben de comprobar que el candidato a padrino profesa la fe, y que no se puede buscar el sacramento "por rebeldía".

"Lo importante es que se disfrute del sacramento y se viva con libertad de todas las partes", concluyó.