Sanción del PLN a Johnny Araya no se basa en normas inconstitucionales, opina Procuraduría

dictamen​Araya afirma que la última palabra la tendrá la Sala Cuarta

Los artículos 132 y 133 del Estatuto del Partido Liberación Nacional (PLN) en los que se basó el Tribunal de Ética de la agrupación para sancionar al excandidato presidencial, Johnny Araya, no son inconstitucionales, resolvió la Procuraduría General de la República (PGR).

La asambleísta del partido Elizabeth Sánchez acudió a este órgano para hacer la consulta sobre la normativa.

Excandidato presidencial del PLN, Johnny Araya

El dictamen de la Procuraduría señaló que "(...) el Estatuto del Partido Liberación Nacional sí establece un catálogo de normas de conducta para sus miembros, entendiéndose que cuando se trata de conductas éticamente exigibles, se faculta al Tribunal de Ética a imponer sanciones de suspensión y expulsión de sus miembros en virtud de lo establecido en las normas impugnadas. En ese sentido, se obliga también a los militantes del partido, a ajustarse a las normas y principios éticos".

La Procuraduría aclaró en el dictamen que solo se limita a evaluar la constitucionalidad de los artículos impugnados y no a analizar ninguna sanción en particular impuesta por la agrupación política a alguno de sus miembros.

EXCANDIDATO PRESIDENCIAL DEL PLN, JOHNNY ARAYA

Consultado, Araya manifestó que la Sala Constitucional es la única que declara inconstitucional alguna normativa en particular.

Dijo que considera que la resolución de la PGR es solo una opinión más que podría tomar en cuenta la Sala para tomar la decisión final.

En cuanto a la acción de inconstitucionalidad contra los mismos artículos del estatuto que presentó Araya, el exalcalde de San José está a la espera de una respuesta favorable por parte de la Sala Cuarta, que le permita aspirar a cargos de elección popular en representación del PLN.

Araya quedó inhabilitado de participar de actividades del partido y en candidaturas a puestos de elección popular por cuatro años, tras la sanción que le impuso el Tribunal de Ética y Disciplina el 9 de diciembre del 2014 y que fue ratificada por el Tribunal de Alzada y el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) posteriormente.

Para impugnar esta decisión, el exaspirante a la Presidencia de la República acudió a la Sala Cuarta y presentó una acción de inconstitucionalidad donde señaló que el partido no respetó el debido proceso y que la sanción se aplica de manera "abusiva, irracional y desproporcionada".

A estos procesos se agrega otra acción ante la Sala Constitucional presentada por Sánchez.

En la más reciente Asamblea del PLN del 13 de junio anterior, los miembros del partido aprobaron una moción para pedir a la Sala que resuelva esa acción antes del 15 de agosto, ya que después de esa fecha Araya no tendría la oportunidad de inscribirse para participar como candidato por la Alcaldía de San José, en los comicios del 6 de febrero de 2016.