Se apaga la comparsa

Limón FC 0 - Club Sport Herediano 2 Goles: Dave Myrie (32”), José Carlos Cancela (79”).

Al Juan Gobán, alimentado desde antes del inicio del partido por una comparsa expansiva, salieron dos equipos obligados a levantar cabeza. Limón para alejarse del fantasma del descenso, Heredia para recuperar la confianza y rendimiento que había sostenido en buena parte de este Torneo de Verano.

Los limonenses mostraron intención y voluntad de ataque desde los primeros minutos, aunque sin una base táctica. Pelotazos rudimentarios y algunos intentos de hilar jugadas sobre todo en los pies de Josimar Pemberts, Lemark Hernández y Mayron George.

El Club Sport Herediano respondió con lo mismo. Balones aéreos, una media cancha inexistente. Un mejengón que se soportaba por la alegría de la comparsa caribeña. En la cancha se veía la competencia de dos equipos que han venido a menos en las últimas fechas, imprecisos, acongojados, como amnésicos del nivel que habían alcanzados semanas atrás.

Hacia el 25”, los florenses bajaron el balón al suelo, activaron la media cancha y empezaron a bocetear triangulaciones, avances con Scott y Obando por los costados. Todavía no había, sin embargo, peligro en ningún marco.

Una pelota que apenas cruzaba la línea del medio, en la zona donde todavía no se encienden las luces de alerta, le llegó a Dave Myrie que se acomodó y conectó un derechazo lejano y furibundo que no pudo alcanzar Jairo Monge, el guardameta de los locales. Era el minuto 32 y los florenses se adelantaban en el marcador..

Nada más iba a suceder en la primera mitad.

El segundo tiempo arrancó con el júbilo de fondo de la comparsa pero el equipo limonense parecía no contagiarse. Los heredianos salieron a administrar el tiempo, a manejar un marcador de la mínima diferencia.

El 1-0 fue creciendo, los locales tampoco lograban sostener la voluntad con una estructura, todo era pelotazo y libre albedrío. El partido no lo iba a resolver el equipo, sólo podría hacerlo la individualidad.

Más que el rival, a Limón le ganó la ansiedad y la falta de orden táctico. Los florenses, que no se acercan todavía a sus mejores días, se dedicaron a manejar el tiempo y esperar a los locales.

Al 78, una falta sobre Granados por la izquierda, se convirtió en el tiro libre que Pepe Cancela cobró y, ayudado por la pantalla de Leandrinho sobre Jairo Monge, llegó a la red limonense. El dos a cero ya no tenía vuelta atrás. Minuto 79”.

Herediano recupera, si no su carácter, sí su estabilidad en la tabla de posiciones. Limón FC saca la calculadora para las fechas que quedan.