Se cerró el chinamo

Deportivo Saprissa 1 - Club Sport Cartaginés 1

Goles: Josué Martínez (33”), Eduardo Valverde (39”)

En la antesala de las semifinales, el Deportivo Saprissa, que jugó en su casa, mostró a un equipo que no logra levantar ni técnica ni anímicamente. Se siguen encendiendo las luces de alerta en los tableros de control del Saprissa. Si no es que ya están en llamas.

Por su parte, el Club Sport Cartaginés, que se clasifica a las semifinales con números subestándar (11 partidos empatados de 22 jugados, 1 gol de diferencia a favor y a 17 puntos de distancia del líder), mantuvo la actitud renovada y en ascenso que, en las últimas jornadas, le valió la recuperación en la tabla y la clasificación a semifinales.

Del partido: Saprissa saltó a la cancha de San Juan de Tibás buscando el triunfo que les diera un empujón anímico para su primer partido de semifinales.

Cartaginés llegó a “la cueva” confiado por sus últimos resultados y también por los últimos resultados de su rival. Y tuvo razón.

A los 10 minutos de iniciado el encuentro, no era descabellado entrar en trance, aquello que sucedía en la cancha era el mantra del aburrimiento.

Lo bueno: se fueron las nubes y el sol de la tarde arrojaba zonas de sombra sobre el rectángulo de juego. El balón y los jugadores entraban y salían de los límites de la luz y ese baile estético aliviaba un poco el suplicio que ofrecían los dos equipos.



Video tomado del sitio everardoherrera.com

Se suponía que Saprissa iba a dominar desde el inicio. Y tal vez los jugadores morados sentían que hacían eso. Cartago remató directo a marco al minuto 27 por intermedio de Scott (un aplauso a Scott que lleva varias fechas de ponerle corazón a cada minuto de juego suyo).

Al 33”, en un destello de fútbol, David Guzmán le trazó un pase inteligentísimo a Barquero que se robó la izquierda, llegó a la de fondo y cruzó un pase mortal a Martínez. Saprissa abría el marcador.

Pero no habían pasado seis minutos cuando, en un tiro libre por la izquierda, los brumosos Herrera y Valverde se pararon junto al balón. Lo cobró Eduardo Valverde: un derechazo chanfleado que ni la gimnasia del guardameta Grant logró desviar. El Club Sport Cartaginés empataba el partido que, aunque no lo supiera nadie en ese momento, no iba a tener mayor movimiento en el marcador.


El segundo tiempo ganó en desplazamiento y en algo parecido a vergüenza deportiva. Hubo tramos de ida y vuelta, se equilibró el tránsito por la media cancha.

Al 50”, Garita recibió el rebote de Grant sobre un remate de Herrera y conectó un trallazo al poste derecho de la portería morada.

Ya sin zonas de luz y sombra en la gramilla artificial, cartagos y morados se repartieron las jugadas de peligro. Josué Martínez y Diego Estrada fallaron dos goles hechos que deberían rebajarles del salario.


Luego terminó el partido.

La tabla no tuvo variaciones. Las semifinales quedan Saprissa - Alajuelense y Herediano - Cartaginés. Bajo Rendimiento (crónica versátil para el deportista estacionario) entró allí para contarlo.