Sector turismo: mejorar servicio es clave para que Costa Rica mantenga atractivo como destino

estrategia​Altos costos para el turista le restan competitividad internacional al país, dicen expertos

El turismo nacional debe apostar por mejorar la calidad de los servicios que ofrece, a fin de que Costa Rica mantenga su atractivo como destino internacional, coincidieron miembros del sector este lunes en el programa Nuestra Voz.

La recomendación la dan a raíz de la publicación del prestigioso diario estadounidense The Boston Globe el pasado 27 de diciembre, que asegura que Nicaragua es el mejor destino de Centroamérica para visitar durante el 2015 y no Costa Rica.

El ministro de Turismo, Wilhem von Breymann, reconoció que uno de los factores que le ha restado competitividad a la industria turística costarricense frente a la de países vecinos como Colombia y Nicaragua son los elevados precios que se deben desembolsar por los servicios.

ministro de turismo, wilhem von breymann

Ante la imposibilidad de las empresas turísticas de reducir los precios, von Breymann sugirió aumentar la calidad de los servicios para que los usuarios se sientan satisfechos.

"Si ofrecemos calidad, los turistas percibirán los precios altos, pero no caros", aseveró.

El ministro de Turismo también destacó aspectos positivos de la oferta turística nacional, entre ellos sus destinos insuperables en el continente y la elevada formación de los guías turísticos.

El empresario turístico, Rubén Pacheco, coincidió con el jerarca de Turismo en que la estrategia debe encaminarse a mejorar la calidad de los servicios.

"Nos hemos vuelto muy caros para el turista, eso nos resta competitividad internacional y nos va sacando poco a poco del mercado", dijo.

Para este empresario la oferta de calidad debe ofrecerse en todos los niveles y no solo en los hoteles de cinco estrellas.

empresario turístico, rubén pacheco

El año pasado, el país recibió más de un millón de turistas procedentes de América del Norte -principal mercado del turismo nacional-. Un 81 por ciento de esas personas fueron estadounidenses.