Seguridad valora canjear vehículo presidencial por patrullas

El Ministerio de Seguridad Pública valora canjear por patrullas el vehículo 4x4 de lujo, marca Land Rover, modelo Range Rover, estilo Vogue 2013, que estrenó la Presidencia de la República en enero pasado para movilizar a la entonces mandataria, Laura Chinchilla, y que su sucesor, Luis Guillermo Solís, se negó a utilizar.

De momento, un perito analiza las condiciones técnicas del automóvil para determinar su valor. Posteriormente, se ofrecerá a las empresas como parte del pago por patrullas. Si ninguna compañía se interesa en el automotor, se sacará a remate al mejor oferente.

De acuerdo con el vocero de Seguridad, Carlos Hidalgo, el objetivo principal es ahorrarle recursos a la institución por medio del canje del vehículo.

Aseguró que el valor exacto se conocerá esta semana y que hasta el momento nadie se ha mostrado interesado en adquirirlo.

Vocero del Ministerio de Seguridad Pública, Carlos Hidalgo

Solís se moviliza ahora en un Toyota Prado, que en teoría debe utilizar el ministro de Seguridad, Celso Gamboa.