No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Seis candidatos menores de 45 años buscan empatía con su generación

​Aspirantes presidenciales creen tener ventaja por intereses con los electores más jóvenes

Seis de los 13 candidatos presidenciales son menores a los 45 años y los mismos pretenden fortalecer su empatía con las generaciones de adultos jóvenes, que representan más de un 50 por ciento del padrón electoral.

Los candidatos que forman parte de esa mitad del padrón electoral son Jhon Vega, con 32 años, del Partido de los Trabajadores; Stephanie Campos, con 33 años, del partido Renovación Costarricense; de Acción Ciudadana, Carlos Alvarado, con 37 años; de Nueva Generación, Sergio Mena, con 40 años; de Restauración Nacional, Fabricio Alvarado, con 43 años y por último del partido Frente Amplio, Edgardo Araya, con 44 años.

Todos ellos pretenden resaltar las características propias de su edad y proponer ideas específicas que inspiren la adhesión a su candidatura por parte de los votantes jóvenes. Esto debido a que si todos los electores menores de 40 años decidieran votar, recaería en ellos la escogencia del Presidente de Costa Rica para el periodo 2018-2022.

Los aspirantes quieren demostrar con su ejemplo que pueden contrarrestar las críticas que se les hace por su juventud. El ataque más frecuente recae en la supuesta poca experiencia política que poseen para liderar el máximo cargo de la República.

Jhon Vega, 32 años

El aspirante del Partido de los Trabajadores, Jhon Vega, toma el reto de ser candidato con gran responsabilidad, ya que no solo es el más joven sino también un trabajador asalariado de tiempo completo.

De modo que él ve difícil enfrentar la campaña política como lo hacen, que cuentan con apoyo económico. Según dice, solo puede realizar proselitismo en su tiempo libre, lo cual limita mucho su participación activa en el proceso.

A pesar de la poca exposición que pueda llegar a tener, pretende que las personas menores de 45 años puedan sentirse identificadas por su edad.

Los problemas propios, y a los que propone encontrar una solución, son iguales para todos los jóvenes, señaló el candidato de 32 años. De manera que el diálogo con ellos sobre el desempleo, acceso a vivienda, entre otros, es para el candidato la forma propicia de atraer su voto.

Stephanie Campos, 33 años

Stephanie Campos, quien representa al partido Renovación Costarricense, califica la candidatura a la presidencia como un privilegio personal, por el hecho de ser joven y la única mujer que aspira a convertirse en mandataria del país en la actual campaña política.

La periodista asegura sentirse identificada con la juventud y piensa que es posible que esta también se sienta cercana a ella, dadas sus cualidades personales de optimismo, esfuerzo y lucha.

Campos trabaja con jóvenes desde los 14 años de edad, razón por la que dice conocer bien los problemas de los votantes de este grupo etario. Ella promete, entre otras cosas, fortalecer la educación, ampliar las opciones de trabajo y brindar mayor apoyo a los emprendimientos.

Carlos Alvarado, 37 años

De igual manera el candidato de Acción Ciudadana Carlos Alvarado ve como un doble reto su candidatura: ser joven y representar al oficialismo. Ambos desafíos los toma con mucho optimismo y con el conocimiento de que debe trabajar fuerte para lograr el objetivo de que el PAC continúe gobernando.

Para ganar el voto de las personas jóvenes se muestra de la manera más sincera posible, desde mostrar sus gustos personales por la música, el arte y las series de televisión que veía de niño hasta promocionar las propuestas de gobernabilidad enfocadas hacia los electores menores de 45 años.

"Yo lo que busco es ser genuino tanto por mis propuestas, como por quien soy, porque así es como gobernaré. (…) La gente joven es crítica y quiere más información, tiene una visión clara de lo que están esperando y yo creo que lo primero que hay que hacer es respetar eso. No se le engaña fácilmente", comentó el aspirante de 37 años.

Dentro de las acciones que el oficialista realizaría en un eventual mandato es la de tener un gabinete balanceado entre jóvenes y adultos, con equidad de género.

Sergio Mena, 40 años

El candidato presidencial del partido Nueva Generación, Sergio Mena, se encuentra muy seguro de la comunicación fluida que ha establecido con la población millennial del país, gracias a su experiencia como docente.

El aspirante propone, a sus 40 años, incorporar a los jóvenes en un eventual gobierno suyo y hacerlos sentir que son integrantes de su plataforma política y que comparten ideas y propuestas.

De igual forma dice que no busca ofrecerles un "regalo político" a cambio de un voto en las elecciones, por el por contrario, les recuerda el potencial que tienen para hacer del país uno progresivo y próspero.

Mena aseguró que los jóvenes se van a encontrar presentes en su gabinete en caso de resultar electo el próximo 4 de febrero y así lo está demostrando desde ya con sus candidatos a vicepresidentes.

Su candidata a la primera vicepresidencia es Sol Echeverría y tiene 41 años, el segundo es Edgardo Oviedo, de 39 años.

Mena explicó que su gabinete estaría parcialmente conformado por jóvenes y las carteras que podrían dirigir estas personas son la de transporte, cultura, ambiente, innovación y tecnología.

Fabricio Alvarado, 43 años

El candidato del partido Restauración Nacional, Fabricio Alvarado, dice que su candidatura es una oportunidad para demostrarle al país y a los jóvenes que las personas que no han estado tradicionalmente involucrados en la política, como él, tienen ideas frescas y beneficiosas para la población.

El aspirante presidencial pretende crear empatía con los votantes menores a su edad, al hablarles de temas como emprendurismo, empleo y educación a través de redes sociales.

Las ideas que les ofrece a esta población es una reforma al sistema educativo, del cual los estudiantes salgan del colegio dominando el idioma inglés a un cien por ciento. También procurará que los universitarios de primer ingreso conozcan cómo se encuentra el mercado laboral de las carreras que desean estudiar.

Para lograr lo anterior, el aspirante considera que en su gabinete deben haber personas jóvenes en diferentes ministerios, como lo son el de cultura y juventud, ciencia y tecnología, educación, infraestructura, deportes, entre otros.

"Si el pueblo nos da la victoria el 4 de febrero, o en una segunda ronda, tendremos a una buena parte del gobierno lista para empezar a trabajar en favor de Costa Rica. Dentro de ese grupo, hay personas menores de 35 años capaces y con experiencia, merecedoras de que se les de la oportunidad de estar en un gabinete de Restauración Nacional. (…) Contar con personas jóvenes será muy valioso para cumplir con el objetivo de atraer la innovación al país", dijo el aspirante a la Presidencia.

Edgardo Araya, 44 años

Edgardo Araya, con 44 años, aspira a ser Presidente de Costa Rica por el partido Frente Amplio y ganar el reto de romper con el círculo vicioso que existe entre la inexperiencia de los jóvenes y las pocas oportunidades que se les dan a estos.

El diputado coincide con el oficialista en mostrarse como un hombre genuino, con sus virtudes y defectos, pero sincero. Su propósito es ser consecuente: decir lo que hace y hacer lo que dice, para ganar los votos del público menor de 45 años.

Pondrá en práctica estos principios si llega a ganar los comicios de 2018, en cuyo caso le dará oportunidad a los jóvenes en su gabinete y los ministerios que la juventud tendría a cargo serían los de cultura, juventud y deportes, ambiente, agricultura, entre otros.

Las propuestas que les ofrece este candidato a los jóvenes para que voten por él son la de reactivar una economía en las zonas costeras, crear mayores oportunidades de trabajo, fomentar las energías limpias y desarrollar economías locales.