Sele jugará este martes en el primer "estadio verde" de Brasil

Belo Horizonte, Brasil.

El escenario que la FIFA seleccionó para el encuentro Costa Rica - Inglaterra tiene una tradición ambientalista que hará que la

Tricolor se sienta como en casa. "La Sele" jugara su último partido de la primera fase del mundial en el primer "estadio verde de Brasil".

Fue inaugurado en 1965, pero para su remodelación en 2010 de cara a la Copa del Mundo se implementaron acciones para controlar el efecto invernadero en la obra. Cada año este goloso recolecta 6 millones de litros de agua para diversas tareas y reutilización de residuos.

Y por si fuera poco, cuenta con 6 mil paneles solares que abastecen de energía al estadio y a 1.500 casas aledañas.

Este lunes varios aficionados ticos visitaron el Mineirao y se asombraron de estas características y de su infraestructura.

El nombre completo del Mineirao es Estadio Magalhaes Pinto, en honor al gobernador del Estado Minas Gerais en 1960.

Sus diseñadores fueron los arquitectos brasileños Eduardo Mender y Guimares Junior.

Antes del Mundial, el estadio tenía una capacidad para 130 mil personas, pero por las normas de la FIFA tuvo que reducirla a 62.170 espectadores.

Además de albergar el encuentro de este martes entre Costa Rica e Inglaterra, durante la copa se vieron las caras en este mismo escenario Colombia y Grecia, Bélgica y Argelia y Argentina e Irán.