Separatistas ucranianos muestran a observadores de OSCE detenidos

Insurgentes separatistas prorrusos en la ciudad ucraniana de Slaviansk presentaron el domingo en conferencia de prensa, a ocho europeos, miembros de una misión de observadores militares de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) detenidos desde el viernes.

Estos ocho individuos que aparentemente estaban ilesos, fueron llevados por el líder separatista local Viacheslav Ponomarev a la principal sala del ayuntamiento de Slaviansk, un bastión separatista ocupado por los rebeldes en el este de Ucrania, donde se habían congregado unos 60 periodistas.

Los observadores de la OSCE son "prisioneros de guerra", declaró el domingo el líder separatista de la ciudad, Viacheslav Ponomarev.

"Son prisioneros de guerra", repitió en varias ocasiones a los periodistas Ponomarev, quien precisó que el chofer del grupo había sido liberado. El resto del grupo está compuesto por ocho europeos y cuatro militares ucranianos que los acompañaban.

"En nuestra ciudad, donde estamos en una situación de guerra, todo personal militar sin permiso es considerado prisionero de guerra", dijo, y añadió que los miembros de la misión estaban retenidos en el ayuntamiento y no podían hablar con los periodistas.

Insistió en que sólo los liberarán a cambio de que las autoridades de Kiev liberen a los militantes prorrusos detenidos. Para los rebeldes de Slaviansk, los miembros de la misión no forman parte de la misión de la OSCE desplegada en Ucrania.

El responsable sin embargo rechazó el término de "rehén". Los observadores "no son nuestros rehenes, son nuestros invitados", afirmó el alcalde autoproclamado de la ciudad, luciendo una pistola en el cinturón y escoltado por dos guardaespaladas.

Los miembros de la misión "están bien", aseguró. Confirmó también que un equipo de negociadores de la OSCE debía llegar durante el día para ponerse al día de la situación, tal y como lo anunció anteriormente la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa con sede en Viena.