Síntomas de la resaca no se evitan con agua ni desayunos abundantes, concluye estudio

#PuraVida​La única manera de evitar los efectos negativos es tomando menos, aseguran los expertos

Desayunar huevos fritos, tocineta, pan y tomar litros de café o agua durante el día para eliminar toxinas no le ayudarán recuperarse de la "goma".

Así lo asegura un reciente estudio conducido por investigadores holandeses y canadienses.

Expertos de la Universidad de Utrech, en Holanda, lideradaron el análisis, llamado Impacto que tiene comer o tomar agua durante una resaca, el cual concluyó que lo único que evita los malestares del día después es tomar menos o no hacerlo del todo.

La nutricionista, Silvia Quesada, respaldó los hallazgos del estudio, sin embargo, puntualizó que el alcohol favorece la pérdida de líquido, por ello el consumo de agua resulta vital.

"Si tomamos suficiente agua vamos a ayudar a compensar la deshidratación, pero no estamos hablando de eliminar los síntomas del todo", afirmó.

nutricionista silvia quesada

Con respecto a los desayunos pesados, sea en las madrugadas o durante el día, la especialista coincidió con los investigadores y descartó que tuvieran algún efecto amortiguador de la resaca.

"Se trata de un mito, las comidas grasosas no evitan las náuseas o malestares", dijo Quesada.

Destacó que además de agua lo mejor es elegir alimentos que aportan nutrientes y líquidos, tales como frutas y vegetales, que ayudarán en la re-hidratación.

El endocrinólogo José Guillermo Jiménez agregó que se debe evitar el abuso de la acetaminofen.

"Hay que tener cuidado con estos analgésicos, especialmente cuando se tiene goma, porque son hepato-tóxicos", indicó el especialista.

endocrinólogo josé g. Jiménez

Paso a paso

Los investigadores encuestaron a 1.589 estudiantes, 800 holandeses y 789 canadienses, sobre los hábitos de consumo del alcohol y las estrategias para combatir los malestares del día después.

Después de procesar los datos, los expertos concluyeron que cuando se trata de combatir la resaca, más de la mitad de los estudiantes acudió a desayunos o almuerzos, los cuales fueron calificados de "abundantes".

Mientras, tres terceras partes admitió que toma agua para aliviar los síntomas.

"Basados en los resultados de la encuesta, podemos afirmar que ni la comida ni el agua tienen ningún efecto en la disminución de la sintomatología", dijo el investigador líder, el Dr. Joris Verster, de la Universidad de Utrecht.

La única asociación que se determinó fue que aquellos que reportaron beber poco presentaron pocos o ningún efecto negativo.

"El agua puede ayudar con la sed y la sequedad de boca, pero no quita el dolor de cabeza y las náuseas; el punto del problema es la ciencia aún no ha descubierto qué causa la resaca", agregó el investigador especializado en farmacología.