Sintrajap prepara denuncia internacional contra el Estado y APM Terminals por concesión de megapuerto en Moín

oposición​Sindicato llevará un proceso ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos y el otro ante un organismo internacional en temas de comercio

El Sindicato de Trabajadores de Japdeva (Sintrajap) prepara una denuncia internacional contra el Estado costarricense y la firma holandesa APM Terminals por el contrato de concesión del megapuerto en Moín.

El secretario general de Sintrajap, Ronaldo Blear confirmó que la denuncia será llevada en dos vías: una ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos y la otra ante un órgano internacional de comercio, facultado por el Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos.

La instancia internacional en la que se presentará la denuncia por temas comerciales no fue precisada por Blear.

Pese a ello afirmó que irá enfocada contra la cláusula 9.1 del contrato de concesión que le entrega a la firma APM Terminals la exclusividad en el manejo de contenedores en la nueva terminal portuaria y que estará lista en dos meses.

A su juicio, la operación de la terminal de contenedores en Moín por parte de la holandesa le quitará a los muelles estatales de Japdeva el 60 por ciento de sus ingresos, lo que provocará desempleo.

El anuncio lo hizo Blear la tarde de este martes, minutos después de reunirse con el presidente Luis Guillermo Solís y el ministro de Trabajo, Víctor Morales en Casa Presidencial.

Además de las denuncias fuera del país, la oposición de Sintrajap a la nueva terminal seguirá en la vía legal nacional con un proceso ante el Tribunal Contencioso Administrativo.

La terminal será un puerto especializado que permitirá triplicar la cantidad de contenedores que llegan al país por el Caribe. Actualmente, recibe 830 mil contenedores por año.

El megapuerto tendrá la capacidad de descargar y cargar 2,5 millones de contenedores anuales. La obra tendrá un tamaño equivalente a 1,5 veces del parque metropolitano La Sabana, en San José.

Desde 2012, la empresa APM Terminals recibió la orden del Consejo Nacional de Concesiones de iniciar la construcción del proyecto, sin embargo, una serie de procesos legales en la Sala Constitucional y el Tribunal Contencioso Administrativo atrasaron el arranque.

Las obras de construcción iniciaron formalmente el pasado domingo 8 de marzo con una visita oficial del presidente Solís a la zona.

El megapuerto de Moín representa una inversión de $948 millones en infraestructura portuaria en el país.

Seguimiento

La reunión con Sintrajap también sirvió para darle seguimiento a temas que se acordaron tras la última paralización de puertos del 6 de noviembre del 2014.

Entre los acuerdos destaca la obtención de recursos para comprar nuevas grúas portuarias para el muelle de Moín y la modernización de infraestructura en esa terminal.

En esos puntos tanto el gobierno como Sintrajap se mostraron de acuerdo con el avance de las iniciativas, pero no precisaron cifras de dinero o nuevas obras concretas.