Limitaciones de acceso a información se acentuaron en Costa Rica, afirma organismo interamericano

informeSociedad Interamericana de Prensa coloca a Costa Rica al lado de Canadá y Venezuela

En Costa Rica "permanecen amenazas para el periodismo libre", concluyó este martes la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) al término de la 71° asamblea general de ese organismo que reunió a 300 directores de medios y periodistas de América Latina.

La SIP señaló que en Costa Rica se acentuaron las limitaciones al acceso a la información al igual que en otros 13 países: Argentina, Canadá, Colombia, Ecuador, El Salvador, Haití, Honduras, Jamaica, Panamá, Paraguay, Trinidad y Tobago, Uruguay y Venezuela.

"Ningún país de América está a salvo de la corriente censuradora que se extiende como inmensa mancha de aceite", lamentó la SIP, creada en 1943 para defender la libertad de prensa, la dignidad y los derechos de los periodistas y para promover un mayor intercambio de información entre la sociedad.

Consultado, el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, dijo este martes no estar de acuerdo con la valoración de la SIP, ya que "meten en el mismo saco" a todos los países sin señalar similitudes y diferencias.

La SIP destacó como positivo que la administración Solís Rivera desistiera en abril anterior del proyecto de ley de radio y televisión que permitía al Gobierno sancionar medios de comunicación por el contenido de sus mensajes.

Alarma por violencia

A la organización que reúne a dueños y editores de medios del continente le preocupa "la violencia que no cesa contra medios y periodistas", indicó Carlos Jornet, director del diario argentino La Voz del Interior de Córdoba, encargado de leer las conclusiones al cierre de cinco días de deliberaciones.

En tan solo seis meses, de marzo a septiembre, la SIP ha contabilizado 11 asesinatos de periodistas, en Brasil (3), México (3), Guatemala (2), Colombia (1), Honduras (1) y República Dominicana (1).

A este paso, se podrían superar las cifras del año 2014 de 21 muertes violentas de reporteros.

En un resolución separada, la SIP llamó a los gobiernos de los países donde hubo asesinatos a arrestar a los culpables y revisar los mecanismos de protección de periodistas.

También preocupa a la SIP la concentración de medios por grupos paragubernamentales, como en Paraguay, donde un grupo empresarial ligado al presidente Horacio Cartes adquirió varios medios, o en Nicaragua, donde solo quedan una cadena, una radio y un diario independientes y el resto "es propiedad de la familia (del presidente Daniel) Ortega o allegados".