Sistemas inteligentes en viviendas y oficinas permiten ahorrar un 30% en la factura eléctrica

eficiencia​Inversión puede rondar los $1.000 y ascender dependiendo de la complejidad de la instalación

La instalación de luces que se apaguen cuando no hay ninguna persona en la habitación y un aire acondicionado que se encienda cuando percibe que una persona abre la puerta permite ahorrar hasta un 30 por ciento en la factura eléctrica, afirmó el especialista en edificios inteligentes de Schneider Electric, Juan José Ugalde.

Especialista en edificios inteligentes, Juan José Ugalde

El experto explicó que si bien la inversión puede llegar a costar hasta $1.000 dependiendo del espacio, en menos de dos años se recupera el dinero a través del ahorro en electricidad.

Las opciones de sistemas inteligentes varían dependiendo de la eficiencia energética que se quiera instalar, indicó Ugalde.

ESPECIALISTA EN EDIFICIOs INTELIGENTES, JUAN JOSÉ UGALDE

Por ejemplo, existe la posibilidad de programar una red eléctrica para que una persona que ingresa a un centro de oficinas o condominio pase una tarjeta para que se activen el aire acondicionado, se enciendan las luces del frente y comiencen a funcionar ciertos aparatos electrónicos.

Los teléfonos celulares también funcionan como centro de monitoreo de los sistemas integrados. Incluso, ya se cuenta con cámaras de vigilancia que pueden ser revisadas desde el móvil.

En el país el concepto de edificios inteligentes apenas empieza a desarrollarse. Según Ugalde, sólo existen alrededor de 20 lugares que cuentan con sistemas integrados.