Sodas y restaurantes de cuatro distritos josefinos convertirán residuos de aceite en biocombustible

proyecto​AyA iniciará en mayo proyecto que busca evitar que grasas terminen en ríos

Al menos 83 sodas y restaurantes de San José iniciarán en mayo próximo un proyecto que busca evitar la contaminación de los ríos al convertir los desechos de aceites en biodiésel.

Se trata de un plan piloto que implementará el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA), Ministerio de Ambiente y Energía (Minae) y la Cooperativa Agrícola Industrial Victoria (CoopeVictoria).

De acuerdo con el director del área de Recolección y Tratamientos de Aguas del Gran Área Metropolitana del AyA, Manuel López, los 83 comercios ya están identificados y ahora están en proceso de estudio para determinar cuánto aceite generan por mes y la logística que se utilizará para recolectar los residuos.

López explicó que Coopevictoria será la encargada de recoger los aceites.

Inicialmente, participarán los distritos Hospital, Catedral, Merced y Carmen, pero la idea es que extenderlo a todo el Área Metropolitana, agregó López.

director de recolección y tratamientos del aya, manuel lópez

Desde el 2008, Coopevictoria realiza esta iniciativa en el cantón de Grecia bajo el nombre "Guardianes del Agua".

En una entrevista ofrecida en el programa Nuestra Voz, la encargada de Responsabilidad Social CoopeVictoria, María Ángela Zamora, dijo que por cada litro de aceite que es vertido en el fregadero, unos 10 mil litros de agua llegan a ser contaminados.


encargada de RSE DE COOPEVICTORIA, MARÍA ZAMORA

Para convertir el aceite en biocombustible, el desecho pasa por un proceso de mezcla con otros productos y pruebas hasta convertirse en biodiésel.

El biodiésel que hace Coopevictoria a través de la recolección de aceites es vendido a los asociados para que lo utilicen en tractores y otro tipo de maquinarias.

El AyA planea darle reconocimientos de "Bandera Azul" o un sello de calidad a quienes se sumen a la iniciativa, agregó López.