Solís dice que no hay que "prender alarmas" ante advertencia de Contraloría por déficit fiscal

El presidente electo, Luis Guillermo Solís, dijo este martes que la situación fiscal del país es de cuidado, pero manifestó que "no cree que haya que "prender alarmas y hablar de un inminente colapso del Estado".

Así reaccionó ante el informe que emitió la Contraloría General de la República, el lunes anterior, en el cual advirtió de una situación financiera frágil en el Consejo Nacional de Producción (CNP), el Instituto de Fomento y Asesoría Municipal (IFAM) y el Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU).

Opinó que el déficit fiscal, proyectado en un 6 por ciento del PIB para finales de este año, es de cuidado. Dijo que es necesario realizar ajustes en los ingresos públicos y ser más eficientes en los gastos, pero reiteró que no se debe generar pánico entre la población.

Solís pidió "tranquilidad y calma" durante una conferencia de prensa que brindó con la presidenta Laura Chinchilla, en Casa Presidencial, después de una reunión y un desayuno que ambos mantuvieron de cara al traspaso de mando el próximo jueves, en el Estadio Nacional, en La Sabana.

Sobre ese informe, Chinchilla aseguró que la Contraloría no es la primera entidad que señala la crítica situación fiscal del país; sin embargo, expresó que el problema no es el diagnóstico, sino el establecer que quienes tienen más, paguen más impuestos y que otros acepten desprenderse de muchos de sus privilegios.