Solís dice que "no será tolerante" con educadores en huelga

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, aseguró este jueves que no será tolerante con la huelga de los educadores, a quienes les pidió que vuelvan a las aulas, antes de ordenar sanciones, como anunció el miércoles anterior la ministra de Educación, Sonia Marta Mora.

Sostuvo que el tiempo de dialogar ya se agotó y que ahora es momento de hacer "prevalecer" los derechos de los estudiantes.

Reiteró que su gobierno ha hecho "todo lo que hay que hacer" para resolver el problema por el pago de salarios y expresó que ha sido "paciente, tolerante" y hasta ha mostrado una postura "constructiva" y sin embargo, la protesta continúa.

Para el mandatario, de ahora en adelante "la continuación o agravamiento" del movimiento de los educadores, ya no es responsabilidad del gobierno.

Solís manifestó que "no hay pulso que flaquee en su gobierno", pero dijo que existen algunos dirigentes de gremios sindicales que no quieren que la huelga acabe y aseguró que lo hacen con "un espíritu de intransigencia", con una mala lectura del momento actual y de lo que la ciudadanía demanda".

El Presidente agregó que cree que lo hacen con el objetivo de mantener al gobierno en una "situación de tensión permanente", con el fin de polarizar el debate.

Las declaraciones las dio a su salida del auditorio del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), donde este jueves por la mañana participó en un foro organizado por el Instituto de Auditores Internos de Costa Rica, en compañía de la contralora general, Marta Acosta, y el procurador de la Ética, Gilberth Calderón.