Solís pide salida a consejero para detener un "debate que se exacerbó"

SalidaGobierno no utilizará estrategia que elaboró su consejero, pero no descarta escuchar sus consejos otra vez, según Mandatario

Para detener un "debate que se exacerbó", el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, le pidió a su asesor Iván Barrantes que no trabaje más en Casa Presidencial.

Según el mandatario, la decisión la tomó el viernes pasado.

Barrantes contaba con una oficina en el edificio presidencial, donde realizaba -ad-honorem- un diagnóstico para proponer una estrategia de comunicación. Al mismo tiempo, el consejero atendía clientes privados, lo que generó críticas de diferentes sectores.

Las declaraciones del mandatario contradicen las ofrecidas por Barrantes este lunes a la emisora ADN, dónde dijo que él renunció por voluntad propia.

Respecto a la estrategia en la que trabajaba Barrantes, la misma quedó inconclusa y según Solís no será utilizada en su administración.


El gobernante agregó además que a pesar de que Barrantes no ocupará ningún cargo en la función pública ni estará en la Presidencia, eso no se traducirá en que no escuche su consejo en alguna oportunidad.