Solís promete a empresarios no levantar vetos de una forma arbitraria

consulta​Mandatario aclara que imponer o levantar un veto es potestad del Poder Ejecutivo

El mandatario Luis Guillermo Solís dijo este jueves a los empresarios que no usará la figura del veto presidencial como un recurso arbitrario contra los intereses del sector privado o de las organizaciones laborales.

Esta fue la respuesta que le dio esta noche al vicepresidente de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep), Víctor Ruiz, en el periodo de preguntas, tras la presentación de su informe de los primeros 100 días de gobierno.

El empresario le manifestó su preocupación por un eventual levantamiento de un veto que impuso la expresidenta Laura Chinchilla a la reforma procesal laboral.

El Presidente aclaró que imponer o levantar un veto es una potestad del Poder Ejecutivo y afirmó que lo acordado con las fracciones legislativas es un diálogo para que la ley de la reforma procesal laboral pueda discutirse.

Para eso, se tomarán un año, insistió Solís.

La reforma procesal laboral fue vetada por Chinchilla porque elimina toda regulación en materia de huelga en servicios esenciales.

El pasado 31 de julio, Solís anunció el levantamiento de un veto que impuso el expresidente Óscar Arias a una ley que autorizaba el uso de la calle 13 Bis de San José a un grupo de comerciantes.

Esta decisión de Solís ha sido blanco de críticas de diversos sectores y tiene cinco acciones de inconstitucionalidad en su contra.