Solís promete sacar de la pobreza a 42 mil hogares en cuatro años

Plan​Plan Nacional de Desarrollo define tres áreas prioritarias: pobreza, crecimiento económico y lucha contra la corrupción

Sacar de la pobreza extrema a 42 mil hogares en los próximos cuatro años es una de las metas que promete cumplir el presidente Luis Guillermo Solís en el Plan Nacional de Desarrollo "Alberto Cañas Escalante" (PND), presentado este lunes en el Teatro Nacional.

El documento de 560 páginas compila los objetivos de esta administración en tres grandes áreas: combate de la pobreza y de la desigualdad, generación de un mayor crecimiento económico y lucha contra la corrupción.

Para combatir la pobreza, uno de los mecanismos que propone es aumentar la escolaridad promedio (de 8,4 años a más de 10 años) y garantizar el 8 por ciento del PIB a la educación y el mejoramiento de la infraestructura.

Adicionalmente, el plan establece como meta mejorar las deficiencias que existen en los 46 programas destinados actualmente a combatir la pobreza. Esas mejoras, agrega el documento, se concentrarán en lo relacionado a la descoordinación institucional, a las filtraciones de recursos que no van a los más necesitados y una cobertura insuficiente, entre otros aspectos.

Con ello, Solís pretende sentar las bases para que de aquí a 2030 el país llegue a una condición de "cero personas en condición de pobreza extrema".

Según el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC), la cantidad de hogares que viven en la pobreza actualmente es 948.810, de los cuales 94.810 de ellos se encuentran en una condición extrema.

En cuanto al pilar económico, el gobierno se plantea como meta pasar de un 4 por ciento en que se encuentra actualmente el crecimiento promedio de la economía nacional a por lo menos un 6 por ciento anual.

Asimismo establece como objetivo bajar de un 8,6 por ciento a un 7 por ciento la tasa de desempleo, generando 217 mil nuevos puestos de trabajo durante su mandato.

Para ello se pretende dar un impulso a la promoción de empresas y atracción de inversiones. a nivel local, en cuanto a pequeñas y medianas empresas se proyecta un crecimiento anual del 10 por ciento en la cartera de créditos para el sector, que permita generar los nuevos empleos.

En materia hacendaria se propone lograr un aumento de la carga tributaria mediante la vía de control del fraude y reformas en la legislación. Con esto se busca incrementar los ingresos por concepto de impuestos de un 13,18 por ciento del PIB actualmente, a por lo menos un 16,18 por ciento al final del mandato de Solís.

Respecto a la inflación el objetivo es mantenerla en un 4 por ciento anual, con "margen de error" de un punto hacia arriba o hacia abajo.

Lucha contra la corrupción

El tercer pilar del documento establece las metas en cuanto a lucha contra la corrupción.

En este aspecto el objetivo es mejorar en los índices que nos miden como país, como por ejemplo pasar de un índice de 53 a uno de 80 en el de Transparencia Internacional.

Para lograrlo el gobierno propone crear una "cultura nacional de ética, transparencia y rendición de cuentas", llevado a cabo con un programa de gobierno abierto que permita a la ciudadanía conocer sobre el manejo que hace el Estado de los recursos, así como impulsar reformas a las normativas que tienen que ver con la corrupción, para actualizarlas a través de la Asamblea Legislativa.

También se anunció el establecimiento en el ministerio de Trabajo de una "oficina coordinadora de la cultura de transparencia y lucha contra la corrupción", como encargada de generar las políticas enfocadas en este ámbito.

Según la ministra de Planificación Olga Marta Sánchez, es necesario fortalecer el trabajo en seguridad, en luchar contra el fraude y el crimen organizado, para lograr una sociedad que repudie la corrupción.


Infraestructura

La hora de ruta planteada por la administración Solís también procura como meta algunos proyectos de infraestructura que considera necesarios concluir.

En ese sentido menciona la ampliación de la ruta San José- San Ramón, el proyecto vial Puerto Viejo de Sarapiquí- Limón y un sistema de transporte ferroviario para carga.

También se establece como prioritario la ampliación del tramo de la vía entre La Pozuelo en La Uruca y Jardines del Recuerdo con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y un túnel de interconexión en la calle Roosevelt que permita descongestionar el tránsito hacia la zona este de la capital para 2018, financiado con recursos del presupuesto.

En cuanto a puentes se establece como meta la construcción de 36 obras a lo largo de la administración en vías nacionales con recursos del presupuesto nacional y nueve más a nivel cantonal.

En mantenimiento vial se propuso el asfaltado de 970 kilómetros anuales de la red de carreteras nacionales, también con recursos del presupuesto.

El PND está compuesto por un total de 164 programas o proyectos especialmente dirigidos a los sectores educación, ambiental social, ambiente, trabajo, seguridad social, turismo transporte e infraestructura. De estos, el 50 por ciento está dirigido a la lucha contra la pobreza