Solís propone controlar gasto público, castigar contaminación ambiental y cerrar el Conavi

Controlar el gasto público, cerrar el Conavi y crear un impuesto a la contaminación ambiental es parte de lo que propone el candidato del Partido Acción Ciudadana (PAC), Luis Guillermo Solís para un eventual gobierno.

El documento, titulado "Plan Rescate: Trabajo, progreso y alegría", se divide en tres capítulos: lucha contra la corrupción, crecimiento económico y reducción la desigualdad.

Como objetivo final, Solís y su equipo de trabajo se trazaron 10 metas en áreas como infraestructura vial, producción nacional, educación, ambiente, seguridad, cultura, derechos humanos y mujeres.

En el manejo de los recursos públicos, por ejemplo, el candidato presidencial del PAC dijo que la prioridad en los primeros dos años de su gestión será controlar el gasto y mejorar la recaudación.

Otro de sus propósitos, aseguró, es erradicar la pobreza extrema y apoyar a las mujeres emprendedoras con 1.250 créditos por año.

El aspirante del PAC también considera necesario que los los informes de la Procuraduría de Ética sean vinculantes e impulsar un proyecto de ley de Transparencia y Acceso a la Información, para transparentar la función pública.


Sobre la creación de nuevos tributos, Solís descartó un gran paquete de impuesto. En su lugar, se impulsarán por separados varias reformas.

En un eventual gobierno, el PAC promoverá el establecimiento del impuesto de renta global y renta mundial y la transformación del impuesto de ventas en valor agregado.

También buscarán imponer impuestos al consumo suntuario, la contaminación ambiental y a las ganancias de capital.

De acuerdo con el candidato a la vicepresidencia del PAC, Helio Fallas, apostarán por reformas por separado porque es más fácil que impulsar un sólo gran paquete tributario. Ese a su juicio ha sido el gran error que han cometido las últimas administraciones en materia fiscal.