Solís empecinado en respaldo a nuevas licencias para pesca de arrastre

posición​Mandatario afirmó que los nuevos permisos garantizan una técnica sostenible pese a criterios científicos que dicen lo contrario

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, reafirmó su respaldo a las nuevas licencias para la pesca de arrastre que promueve el Instituto de Pesca y Acuicultura (INCOPESCA), las cuales aseguran cumple con las exigencias de sostenibilidad que la Sala Constitucional ordenó en agosto del 2013.

El Mandatario hizo la aclaración luego de que el Poder Ejecutivo tomara la decisión de no convocar ningún proyecto para promover o prohibir este mecanismo de extracción de camarón hasta que no exista un consenso en la comisión legislativa de Ambiente.

"Esto en nada desmerece la posición del Gobierno a favor del sector de pesca o camaronero. Consideramos que la opinión de miles de costarricenses que se han expresado en contra de pesca de arrastre no solamente es atendible sino que es compartida. Nosotros no estamos a favor de la pesca de arrastre, estamos a favor de la pesca sostenible del camarón en el marco de las transformaciones de las licencias que otorgó INCOPESCA", señaló el Presidente.

El Gobernante señaló que deben atender la situación de las familias en zonas costeras que se quedarían sin ingresos económicos en caso de que la técnica se prohíba por completo.

Solís insistió en que las licencias que promueve INCOPESCA garantizan la sostenibilidad de la técnica, pese a criterios científicos que señalan que es imposible que este arte de pesca pueda cumplir con esa garantía ya que se trata de un mecanismo no selectivo que arrasa con el fondo marino.

Diferentes entidades se han sumado en contra de la pesca de arrastre, la más reciente fue la Escuela de Ciencias Biológicas de la Universidad Nacional (UNA).

El viceministro de la Presidencia, Luis Paulino Mora, indicó que parte de la idea de sacar de discusión los proyectos relacionados con esta técnica es no bloquear otras iniciativas de interés en materia ambiental que se encuentran trabadas en el foro legislativo.

El funcionario aseguró que no existe consenso en la comisión para promover o enterrar el proyecto, sin embargo, sobre la segunda posibilidad sí existía apoyo de al menos tres fracciones, suficientes para avalar el plan, pero la diputada oficialista Laura Garro amenazó con obstaculizar el expediente con mociones.