Solís reiteró a China su decisión de revisar los contratos de la Ruta 32 y la nueva refinería

El presidente electo Luis Guillermo Solís reiteró al Gobierno de China su decisión de revisar los contratos para la construcción de la nueva refinería en Moín y para la ampliación de la Ruta 32, que une San José con Limón.

Solís se reunió con el ministro de Agricultura de la República Popular China, Han Changfu, a las 2:30 p.m. de este miércoles, como parte de una serie de encuentros bilaterales previos al traspaso de poderes, que se realizará este jueves.

Solís defiende que existen cuestionamientos “válidos” que lo impulsan a no apoyar el contrato de construcción y financiamiento para la carretera a Limón, que se discute actualmente en la Asamblea Legislativa.

Según él, la ampliación de la carretera es necesaria, pero también duda que la propuesta de los chinos sea la más conveniente, sobre todo por las condiciones del crédito por $395 millones que se suscribiría con el país asiático.

Por otra parte, también expresó dudas sobre el proyecto de la refinería que fue paralizado por la Contraloría General de la República.

Esa entidad determinó, en junio del 2013, el incumplimiento de una cláusula del Acuerdo de Empresa Conjunta, firmado por Recope y CNPCI, representante de la empresa estatal petrolera China National Petroleum Corporation (CNPC).

Según dio a conocer el ente contralor en ese momento, la empresa que realizó el estudio de factibilidad tenía una relación comercial con la petrolera china, lo cual está prohibido.

Además, el año pasado la Contraloría señaló que el estudio de factibilidad no consideraba el análisis del modelo tarifario del país, entre otras debilidades.

El futuro Presidente de la República también conversó durante la tarde de este miércoles con representantes de Corea y Japón sobre temas de ambiente y tecnología.

Solís precisó, por ejemplo, que discutió con el congresista de la Asamblea Nacional de la República de Corea, Chung Woo - Taek, sobre la importancia que tendrá la digitalización de los procesos de la administración pública, durante los 4 años de su gestión.


El nuevo gobernante también se reunió con el Presidente de la Cámara de Representantes del Reino de Marruecos, Rachid Talbi Alami, quien le entregó una carta del Rey de Marruecos. Eso sí, el futuro Presidente no precisó qué decía la misiva.

También se celebró un encuentro con la directora de América Latina de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Elizabeth Tinoco y con el ex secretario general de la Secretaría Iberoamericana (Segib), Enrique Iglesias.

Todas las reuniones se realizaron en el Salón Dorado de la Cancillería.