No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
    • VozYVoto.org
    • DataBaseAR.com

Solís resiente falta de aprobación de plan fiscal y dice que hizo un trabajo "heroico" en finanzas

​Mandatario destacó 100 acciones como los principales logros de su administración

La reforma fiscal sobrevoló durante los cuatro años de la administración saliente sin lograr aterrizar con éxito. Este hecho lo resintió el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, este miércoles durante su informe de labores ante la Asamblea Legislativa.

El Mandatario señaló que los intentos por aprobar los proyectos de ley relacionados en esta línea, no existió consenso para que se concretara acuerdo suficiente para tener un resultado positivo.

"He advertido hasta el cansancio que el endeudamiento público es una bomba de tiempo que debemos desactivar y que solo puede desactivarse con una reforma fiscal; así lo señalé hace exactamente cuatro años, en este mismo recinto, a los diputados que hace dos días acabaron su periodo constitucional. Este problema fue desestimado y se agravó", manifestó el Mandatario.

En su disconformidad por este hecho, el Presidente urgió nuevamente a los legisladores entrantes no postergar más la aprobación del expediente 20.580 Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas.

"Costa Rica no merece seguir teniendo este sistema tributario y fiscal que claramente está caduco y no responde a las necesidades del país. Ya es hora de que queden atrás las discusiones fiscales de panfleto", indicó el Gobernante en su informe.

Tratando de ejemplificar lo urgente que es la aprobación de la reforma fiscal, el presidente saliente señaló que el país ya está experimentando efectos negativos.

"La reforma la estamos pagando sin haberla hecho, sin recibir beneficios y sin poderla controlar. La pagamos con tasas de interés y costos de producción a la alza; y la pagamos en especial con un Estado que debe sacrificar la inversión y la prestación de servicios de calidad", aseveró el Mandatario.

Solís no desaprovechó la oportunidad para enaltecer lo que calificó de "un manejo responsable y hasta heroico" de las finanzas públicas asegurando que pese a la estrechez económica cumplieron con la contención del gasto e inversión pública.

El presidente de la República inició su discurso pasadas las 3:00 p.m. de este miércoles en el Plenario. Aunque el informe de 95 páginas tomaba más de cuatro horas de lectura, el Gobernante decidió acortar su interlocución a poco más de una hora.

Obra pública e inversión

El presidente aseguró que durante su periodo al mando del país logró sacar del estancamiento en diversas áreas, incluida la infraestructura vial.

Dentro de sus aciertos en esta área, el mandatario destacó algunos como el puente Alfredo González Flores, conocido anteriormente como “la platina”, el puente entra La Uruca y La Valencia, la carretera Vuelta de Kooper-Chilamate, el inicio de obras en la intersección del aeropuerto Juan Santamaría.

Otro de los proyectos destacados fue el Centro Nacional de Convenciones y la rehabilitación de rutas del tren en el Gran Área Metropolitana.

En el otro extremo, el Presidente reconoció que existieron algunas obras que quiso implementar y que no fue posible como la ampliación de la vía entre San Ramón y San José, la ruta 32, el tramo central de la carretera a San Carlos, Circunvalación Norte y la Terminal de Contenedores de Moín.

Cemento chino

La decisión de Solís de acortar su discurso presidencial obvió una parte donde hace referencia al caso del cemento chino.

En el informe escrito, el Mandatario nuevamente señaló que el Poder Ejecutivo siempre contribuyó a las investigaciones realizadas en las diferentes instancias y reiteró que no hizo nada irregular.

"Expliqué detalladamente las razones comerciales que privaron en la decisión del Gobierno de romper con el duopolio del cemento en Costa Rica, y me manifesté rotundamente opuesto a los aviesos intentos de algunos medios de comunicación y partidos políticos de incriminarme en una trama espuria por medio de titulares tendenciosos carentes de todo fundamento real", externó el presidente saliente.

Solís señaló que cualquier hecho deberá esclarecerse en las instancias judiciales correspondientes y que cualquier persona que haya cometido un hecho ilícito sea castigada "con todo el peso de la ley".

Sobre los hechos acontecidos en las juntas directivas del Banco de Costa Rica (BCR) y el Nacional con respecto al cemento chino, el presidente de la República mencionó que se actuó en absoluto respeto al procedimiento administrativo, sin embargo, diferentes sectores le cuestionaron la actuación tardía.

Seguridad y atención de emergencias

El Gobernante reconoció una escalada en el país de los homicidios, cuya cifra cerró en 603 muertes el año anterior, equivalente a 12,1 por cada 100 mil habitantes. Aunado a ello, el país experimenta desde el 2015 un aumento en el lavado de dinero de toda América Latina.

Ante este panorama, Solís indicó que esta situación se debe al aumento del crimen organizado y narcotráfico, el cual golpea al país por estar ubicado en una zona de ruta hacia desde Sudamérica hasta Estados Unidos.

Dentro de las acciones que destacó el Mandatario en esta materia están la aprobación de nuevas plazas policiales y la especialización de algunas unidades. También la donación recibida de países cooperantes como China, Estados Unidos y Colombia de aeronaves, embarcaciones y vehículos para el combate del narcotráfico.

Otro hecho que marcó en su discurso el Presidente fue la serie de fenómenos ambientales que golpearon al país incluido la actividad volcánica del Turrialba y el Poás, inundaciones y temblores, pero sin duda las más significativas fueron el huracán Otto y la Tormenta Tropical Nate.

Con respecto a estos últimos episodios, el Gobernante destacó la labor de diferentes sectores que de manera solidaria contribuyeron en coordinación con instituciones para atender los hechos lamentables y que cobraron la vida de costarricenses.

Pobreza y poblaciones vulnerables

El Mandatario indicó que durante su administración se logró una reducción de la pobreza en 2,4 puntos porcentuales entre el 2014 y el 2017, situación que impactó positivamente a 78 mil personas.

Para lograr este cometido, el Gobernante destacó el programa Puente al Desarrollo que encaminó el entonces ministro de Bienestar Social, Carlos Alvarado, y que el 8 de mayo se convertirá en su sucesor en el mando.

Lo que sí advirtió Solís nuevamente fue que si no se controla el déficit fiscal que atraviesa el país, las personas que lograron superar la pobreza están en riesgo de caer nuevamente en esta condición.

Con respecto al trabajo con poblaciones vulnerables, el Presidente mencionó la creación la opinión consultiva para los pueblos indígenas, políticas de igualdad para las personas con discapacidad y mujeres, así como normativa para la no discriminación del colectivo LGBTI, aunque obvió por completo la opinión consultiva que lideró la vicepresidenta de la República, Ana Helena Chacón, que permitiría el matrimonio igualitario.

El historiador de 60 años dejará el cargo a partir del 8 de mayo cuando su excompañero de gabinete, Carlos Alvarado, asuma el poder.