Solís sobre bandera de diversidad: "No estoy en un concurso de belleza, debo gobernar para todos"

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, defendió la colocación este viernes de la bandera de la diversidad sexual en Casa Presidencial al lado del Pabellón Nacional, a la vez que dijo que no le preocupa perder popularidad, ya que es una señal clara de su gobierno contra la discriminación.

"Yo no estoy en un concurso de belleza, estoy aquí para hacer lo que tengo que hacer y lo que tengo que hacer es gobernar para todos y todas", manifestó.

Solís añadió que se trata de un gesto en favor de un grupo de la población que históricamente ha sido marginado y negó que sea un acto que excluye a otras personas, porque al igual que se izó la bandera multicolor de la diversidad, en su despacho también cuenta con una replica de la Virgen de los Angeles.

La colocación de la bandera se hizo la mañana de este viernes, previo a la celebración el sábado del Día Contra la Homofobia, Lesbofobia y Transfobia.

En su declaración el Mandatario manifestó sentirse entusiasmado, alegre y emocionado, y aprovechó para hacer un llamado a la población para que "abra su corazón a las nuevas formas de entender la diversidad".

La colocación de dicha bandera generó molestia en un grupo de personas que se afincaron a las afueras de Casa Presidencial, aunque también hubo quienes felicitaron a Solís por su acción.

Quienes se opusieron aseguran que esa bandera no los representa y por ende no debe estar en la Casa Presidencial, que es la casa de todos los costarricenses.

En el acto contra la homofobia, lesbofobia y transfobia, además de Solís, participó la vicepresidente, Ana Helena Chacón; la defensora de los Habitantes, Ofelia Taitelbaum y varios lideres de la comunidad homosexual, como el presidente del Movimiento Diversidad Marco Castillo y el activista Yashin Castrillo.