No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
    • VozYVoto.org
    • DataBaseAR.com

Sólo el BCR cuenta con garantías reales en todos sus préstamos con Yanber, confirma curador

En el Caso del Nacional solo uno de sus dos créditos tiene garantías reales.

El Banco de Costa Rica (BCR) es el único de cuatro bancos públicos que prestó a la Corporación Yanber S.A. con garantía real de que todos su créditos serán reintegrados.

La conclusión anterior emergió de las declaraciones del curador procesal de la compañía, Miguel Villegas, en la primera comparecencia sobre el caso que se llevó a cabo la noche de este miércoles en la comisión de la Asamblea Legislativa que investiga préstamos otorgados por la banca pública.

De acuerdo con la lectura que hizo Villegas ante los diputados de la sentencia 55-2006 -que homologa en enero de 2016 un convenio preventivo solicitado por Yanber en mayo de 2015-, el BCR sostiene tres préstamos por ₡3.500, ₡1.880 y ₡900 millones, por los cuales se puso a responder propiedades a lo largo del país así como la planta de la compañía.

"Según la sentencia cuenta con preferencia para el pago de la totalidad de la deuda. O sea, todo tiene garantía real con el Banco de Costa Rica", dijo Villegas bajo juramento.

La preferencia de pago permite que en caso de que la empresa se venda y no alcance para cubrir todas sus deudas, entonces se prioricen aquellas con garantía real, por encima de las que no cuentan con ese respaldo.

Diferente es el caso del Banco Nacional de Costa Rica (BNCR) dado que sólo uno de sus dos préstamos cuenta con garantía real. Este corresponde a un monto que asciende los ₡2.140 millones, distinto al respaldo que tiene un segundo préstamo por $6 millones. El crédito en colones tiene como garantía una serie de bienes inmuebles no especificados por el curador, mientras que el de dólares lo tiene a través de pagarés.

Menos alentador es el panorama para el Banco de Crédito Agrícola de Cartago (Bancrédito), al que se le adeudan ₡1.100 millones, los cuales no tienen garantías reales, ya que al igual que en el caso del Nacional, estas se componen de pagarés.

Villegas no detalló las deudas que Yanber sostiene con el Banco Internacional de Costa Rica (BICSA) ya que el mismo no fue incluido en la solución que puso en marcha la restructuración del pago de deudas a más de 50 acreedores a partir de un problema de liquidez que se remonta a finales del 2014 e inicios del 2015, mismo periodo en el que la Corporación se endeudó de forma excesiva hasta solicitar un convenio ante el Juzgado Concursal del I Circuito de San José por sus problemas financieros.

La reorganización, vigente desde enero de 2016, establece plazos de hasta 25 años para el pago de los créditos con tasas de interés más bajas, de manera que los primeros dos años se pagarán a un dos por ciento, los siguientes tres a un tres por ciento y los restantes 20 a tasa Libor más cuatro por ciento, sobre el total del préstamo y los intereses arrastrados hasta el periodo de homologación.

Yanber es una empresa con seis décadas en el marcado costarricense, que exporta el 50 por ciento de su producción a otros países y cuenta con unos 400 clientes.

El 25 de agosto del 2014, el entonces gerente general de Yanber, Samuel Yakelewitz informó que la firma costarricense trasladaría una parte de su producción de plásticos y empaques a Nicaragua, con costos de producción más bajos, y despidió a 180 personas en esa oportunidad.

Yankelewitz, quien fue presidente de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep), achacó, en esa oportunidad, la decisión a los altos costos de planilla y cargas sociales que afectan a las empresas en el país y sumó los altos costos de la electricidad.

Yankelewitz será precisamente una de las figuras que deberá comparecer ante la comisión por la situación en que quedó la empresa.

La comisión legislativa inició este miércoles su trabajo sobre las condiciones en que se otorgaron varios créditos, entre ellos el de la empresa Yanber, uno más para el caso de la represa Hidrotárcoles, además del hotel Los Sueños y la compañía Las Brisas.