Solo un 6,8% de la población activa cotiza en una pensión voluntaria, según Supen

jubilación​Régimen IVM cubre al 64% de los trabajadores costarricenses

Solo un 6,8 por ciento de la población económicamente activa (PEA) cotiza actualmente para una pensión voluntaria. Así lo revelan las estadísticas de la Superintencia de Pensiones (Supen) con corte a octubre de este año.

En Costa Rica, el régimen privado de pensiones complementarias se creó en 1995 mediante la Ley 7523. Casi dos décadas después, más del 90 por ciento de los trabajadores no se ha adherido al régimen.

El gerente de BN Vital, Hermes Alvarado, manifestó este miércoles en el programa Nuestra Voz su preocupación por el bajo porcentaje de trabajadores que tiene una pensión complementaria.

gerente de bn vital, hermes alvarado

Para Alvarado, el régimen privado es la opción para que las personas tengan una pensión digna y que le permita suplir sus necesidades el día que decidan jubilarse.

"Hemos encontrado en los estudios que realizamos que la jubilación y el envejecimiento figuran en el último puesto de prioridades de los trabajadores", amplió.

Actualmente, el régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) otorga entre el 30 y el 50 por ciento del último salario a sus pensionados.

Además, fija como tope máximo un salario de ¢1,5 millones y las personas que lo superen reciben solo un 30 por ciento de su sueldo.

El director de pensiones de la CCSS, Ubaldo Carrillo, indicó que el IVM es el régimen más grande de los que operan en el país. Hasta el momento, el 64 por ciento de la PEA está afiliado a él.

"El régimen de la Caja gira cada mes alrededor de ¢600 mil millones por concepto de pensiones", agregó.

director de pensiones de la ccss, ubaldo carrillo

Según las proyecciones de la Supen, en una década se duplicará el número de jubilados en el país y para el 2050 habrá un millón de pensionados.

El preparador para la jubilación de la CCSS, Minor Artavia, expresó que ante este panorama es urgente educar a las nuevas generaciones de trabajadores para que inviertan parte de su salario en una pensión complementaria.


preparador para la jubilación de la ccss, minor artavia

De acuerdo con Artavia, la Caja envía mes a mes un estado de cuenta de las contribuciones que hace el trabajador, a fin de que éste lleve el control del dinero que invierte en su pensión.

"Hay que preparar a las nuevas generaciones, porque tendrán un panorama muy distinto al que tuvieron sus padres en materia de pensiones", concluyó.