Solución a conflicto en Chánguena es expropiar finca, insisten campesinos desalojados

disputa​Culpan a gobierno de romper el diálogo

Los campesinos de la finca Chánguena, en Palmar Sur, insistieron este lunes en que la solución que debe dar el gobierno es expropiar las tierras de las cuales fueron desalojados, decisión que generó bloqueos por oposición a dejar sus casas y tierras en las que tenían más de 20 años de permanecer.

Voceros de los campesinos ofrecieron una conferencia de prensa en la cual insistieron en la expropiación y manifestaron su anuencia de seguir en un diálogo para buscar una solución.

Desde el sábado pasado, las familias empezaron a volver a sus casas, las cuales se encontraban destruidas al igual que sus cultivos, dijo el vocero Daniel Villalobos.

Ellos culpan al gobierno de haber roto el diálogo el viernes anterior por ofrecer trasladar a las familias a una finca de seis hectáreas, aseveró Villalobos.

Asimismo, aseguraron que Chánguena fue adquirida con un fideicomiso el cual no se sabe si fue cancelado.

Además, acusan al dueño de los terrenos, un empresario de apellidos Chavarría, de tener una millonaria deuda con la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS).

El viernes anterior se rompieron las negociaciones entre gobierno y campesino porque no aceptaron la propuesta de ser trasladados a otra finca.

"La primera etapa fue de bloqueos, ahora estamos en una segunda que consisten en denuncias", aseveró Villalobos.

Al ser consultados sobre si habrá más bloqueos, indicaron que de momento no, sin embargo, no saben si volverán a hacerlo a futuro.