Gobierno interesado en comprar acciones a China para impulsar nueva refinería en Moín

Negociación​Presidente afirmó que esta posibilidad les daría mayor margen de negociación

El gobierno costarricense está interesado en adquirir las acciones de la Sociedad Reconstructora Chino Costarricense S.A. (Soresco), en manos de la parte asiática, para la construcción de una refinería en Moín.

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, confirmó este jueves que valoran esta posibilidad.

El mandatario manifestó que la compra de las acciones permitía mayor margen de negociación en las adecuaciones al contrato de la refinería.

Solís señaló que esta discusión ha complicado la culminación de las negociaciones, a un acuerdo que nació en la administración de Óscar Arias (2006-2010).

La potestad de vender la parte china está en manos de la China National Petroleum Corporation (CNPC).

El gobernante negó que se haya roto el diálogo, aunque sí admitió que se ha tornado complicado.

Solís insistió en que los costos de la refinería, tal y como están planteados, son elevados para el país, por lo que es necesario un ajuste.

La presidenta ejecutiva de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope), Sara Salazar, indicó el mes anterior que octubre es el mes clave para el futuro de la refinería china en el país, pues las autoridades costarricenses tratarán de convencer a la parte asiática de realizar un nuevo estudio de factibilidad.

Este proyecto se encuentra estancado desde el 2013 cuando la Contraloría General de la República rechazó los estudios elaborados tras denunciar que las empresas extranjeras contratadas para ese fin estaban relacionadas o eran subsidiarias de la CNPC.

El Presidente indicó que Salazar y el resto de autoridades de Recope son los responsables de seguir el pulso al proceso, ya que él se encuentra focalizado en otros temas como reforma fiscal y reactivación de la economía.