Subastas electrónicas "a la baja" ahorraron ¢75,6 millones a cuatro instituciones en sus compras

beneficio​Mecanismo es poco utilizado por entidades del Estado

Cuatro entidades estatales lograron ahorrarse cerca de ¢75,6 millones en la compra de equipos y materiales, gracias a un sistema digital de compras mediante subasta.

Esta facilidad, llamada Subastas a la Baja, se puso a disposición a partir de mayo del 2013, pero a la fecha solo ha sido utilizada por estas cuatro entidades.

Se trata de Radiográfica Costarricense (Racsa), la Contraloría General de la República (CGR), el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y el Instituto del Café de Costa Rica (ICAFE).

El sistema funciona de forma similar a cualquier subasta en donde las entidades publican qué bien o servicio necesitan para lo cual ponen un precio techo.

A partir de ahí los proveedores pujan por ofrecer el producto a un precio menor y el que haga la mejor oferta a la hora del cierre es la que obtiene el contrato.

Esta fue la forma en que estas cuatro entidades lograron ahorrarse los cerca de ¢75,6 millones en cuatro compras, según se revela en el sistema de compras públicas del Estado, Mer-link.

En el primer caso el ICAFE publicó una oferta para adquirir llantas, para lo cual tenía un presupuesto de ¢3,3 millones. Al final de la puja logró adquirirlas por ¢489 mil menos, un ahorro de casi el 15 por ciento.

El ICE en 2013 efectuó el trámite de compra de equipo de cómputo por un precio tope de $104 mil. Tras la puja pudo obtenerlas por $45 mil menos.

La CGR fue la que un mayor ahorro en términos monetarios obtuvo con la subasta realizada en 2014 para adquirir portátiles. Estaba dispuesta a pagar cerca de $195 y al final solo pagó $114 mil.

Mientras tanto, RACSA pudo comprar 105 computadoras $13.310 menos de lo esperado.

Las instituciones del Estado pueden aplicar al mecanismo de subasta a la baja en Mer-link, a cualquiera de los procedimientos de compra utilizados según su estimación económica, es decir mediante compra directa o licitación.

El cartel se publica en el sitio de Mer-link, bajo la modalidad de subasta a la baja, en donde se detalla el bien o servicio que se desea adquirir, el costo de la base, el porcentaje mínimo de disminución entre las pujas, la máxima cantidad de pujas que podrá realizar cada oferente, así como la fecha y hora de apertura de la subasta.

Los proveedores que desean participar ingresan sus datos en el sistema. No obstante, su identidad no estará disponible en línea hasta que finalice la subasta.

Al iniciar la subasta electrónica, los proveedores publican sus ofertas en Mer-link en tiempo real, así como las mejoras o pujas, sin revelar su identidad. Cualquier persona que lo desee puede observar en línea el desarrollo de la sesión.

Al cerrarse la sesión, el sistema elige automáticamente a quien ofreció el precio más bajo o la oferta más ventajosa económicamente.