Sudafricanos marcan con buenas acciones el primer "Día de Mandela" tras su muerte

Limpiar una escuela, plantar un huerto o adoptar un pingüino son algunas de las buenas acciones que pueden realizar este viernes los sudafricanos para celebrar el primer "Mandela Day" desde la muerte del ex presidente.

La jornada marca el día de su nacimiento, está reconocida por la ONU y es mundial: Google, por ejemplo, dedicó su Doodle - su logo diario - al héroe de la lucha contra el Apartheid, fallecido el 5 de diciembre a los 95 años.

En Sudáfrica y el resto del mundo se llama a consagrar 67 minutos a ayudar al prójimo, en alusión a los 67 años de vida militante de Mandela, considerado un símbolo del perdón y la reconciliación.

El presidente Jacob Zuma invitó a los sudafricanos a limpiar las calles, escuelas o dispensarios sobre todo en barriadas y zonas rurales, suscitando más de una crítica de los contribuyentes que estiman que para ello pagan impuestos.

Zuma participó personalmente por la mañana en la limpieza de una escuela en Mvezo (sur), la localidad donde nació Nelson Mandela el 18 de julio de 1918.

Posteriormente, el mandatario tenía previsto inaugurar una estatua de Mandela.

Junto al presidente, personalidades del país, como ministros, diputados opositores y artistas, encabezaron buenas acciones, que daban a conocer públicamente.

La etiqueta #MandelaDay aparecía una y otra vez en Twitter.

En el puerto de Ciudad del Cabo, el premio Nobel de la Paz Desmond Tutu llamó a todos sus compatriotas a realizar una buena acción, aunque fuera sólo una sonrisa.

Militantes de la sociedad civil prefirieron anteponer el tema oficial del día, el de la seguridad alimentaria: en casi todo el país, se plantaron huertos en las aceras y en los tejados, una actividad acompañada de cursos de jardinería gratuitos.

Para quienes estaban faltos de ideas, los diarios sudafricanos recordaron las buenas acciones tradicionales del Mandela Day, instaurado hace cinco años: echar una mano en un orfanato, llevar a los niños desfavorecidos al campo de fútbol, donar libros a las escuelas o mantas a los niños de la calle, ayudar a las abuelas que se ocupan de los huérfanos del sida o adoptar un pingüino.

'Souvenirs' del héroe nacional fueron subastados el jueves con éxito, según los organizadores.