Suecia es el primer país de la Unión Europea en reconocer a Palestina como estado

Reconocimiento​Tras conocer esta decisión, Israel llamó a consultas a su embajador en Suecia

Suecia se convirtió en el primer país que reconoció el Estado de Palestina siendo ya miembro de la Unión Europea, una iniciativa considerada como "valiente e histórica" por el presidente palestino, Mahmud Abas, y "deplorable" por Israel.

Según la Autoridad Palestina son unos 135, entre ellos siete miembros de la Unión Europea que lo habrían reconocido antes de su entrada en el bloque: la República Checa, Hungría, Polonia, Bulgaria, Rumanía, Malta y Chipre.

La decisión "confirma el derecho de los palestinos a la autodeterminación", subrayó la titular de Exteriores sueca, Margot Wallström, en el diario Dagens Nyheter.

"El presidente Abas alaba la decisión de Suecia, que es valiente e histórica", afirmó el portavoz del líder de la Autoridad Palestina, Nabil Abu Rudeina.

"Nuestro gobierno considera que los criterios del Derecho Internacional para el reconocimiento del Estado de Palestina se cumplen: un territorio que, pese a no tener fronteras fijas, cuenta con una población y un gobierno", explicó, añadiendo que espera que esta decisión "muestre el camino a otros".

Tras conocer esta decisión, Israel llamó a consultas a su embajador en Suecia.

"Esto refleja verdaderamente nuestro malestar ante una decisión inútil, que no contribuye a una eventual reanudación de las negociaciones" de paz con los palestinos, declaró a la AFP el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores israelí, Emmanuel Nahshon.

"El gobierno sueco debe entender que las relaciones en Oriente Medio son más complicadas que el ensamblaje de un mueble de Ikea (el gigante sueco de los muebles), y que debe actuar con responsabilidad y sensibilidad en ese asunto", declaró horas antes, el ministro de Exteriores, Avigdor Lieberman.

"Es una decisión deplorable, que refuerza a los extremistas y la política de rechazo de los palestinos", añadió.

Frente a las críticas que levantó el anuncio de este reconocimiento a principios de octubre por parte de Israel y Estados Unidos, que lo tachó de "prematuro", Wallström opuso una visión distinta: "Temo que esta decisión llegue más tarde que pronto", dijo.