Suspendida obra que pretendía alimentar a Europa con gas ruso sin pasar por Ucrania

obstáculoUnión Europea bloqueó el proyecto en el marco de las sanciones a Moscú por conflicto con Ucrania

El presidente ruso, Vladimir Putin, reconoció este lunes en Turquía que por el momento no puede seguir adelante con el proyecto ruso-italiano de gasoducto South Stream, víctima de las sanciones europeas impuestas a Moscú en el marco de la crisis ucraniana.

Putin justificó el abandono del proyecto aduciendo que Bulgaria, presionada por la Unión Europea, negó el permiso para que la tubería pasara por su territorio.

El proyecto South Stream, con un costo de 16.000 millones de euros pretendía alimentar a Europa con gas ruso, pero sin pasar por Ucrania, abarcando una distancia de 3.600 kilómetros.

La Unión Europea bloqueó el proyecto en el marco de las sanciones contra Moscú por el conflicto en el este de Ucrania.

"Se acabó. El proyecto terminó", confirmó a la prensa el presidente ejecutivo de Gazprom, Alexei Miller, citado por una agencia de prensa rusa.

Putin calificó de "ridículo" seguir invirtiendo "millones de dólares" en este proyecto y criticó duramente a la Unión Europea, que estima que los contratos firmados por Gazprom para este proyecto violan las reglas europeas de la competencia.

Video: César Aching Guzmán