Cáncer de piel puede esconderse en tatuajes, advierten médicos

Los dermatólogos advierten que hacerse un tatuaje encima de un lunar o de una marca de nacimiento podría dificultar la detección de posibles melanomas a futuro, un tipo de cáncer de piel muy agresivo y de alta mortalidad.

Para los especialistas es preferible que los lunares estén libres de tatuajes, ya que el dibujo podría ocultar los cambios de simetría, tamaño, color, forma y elevación.

Según explicó el dermatólogo del Hospital Calderón Guardia, Sergio Cortés, los melanomas se originan en los lunares y cubrir esas zonas limita la vigilancia de los cambios tempranos que podrían alertar a la persona.

dermatólogo del calderón guardia, sergio cortés

La recomendación es tener vigilancia periódica y de profesionales sobre los tatuajes ya hechos. En caso de querer eliminarlo con láser, es importante visitar al médico antes pues este proceso puede borrar la tinta y también algunos de los cambios que pudo experimentar el lunar desde que fue cubierto.


DERMATÓLOGO DEL CALDERÓN GUARDIA, SERGIO CORTÉS

Varios estudios publicados por revistas especializadas han dado cuenta de casos en los cuales los dermatólogos describieron su dificultad para detectar estos tumores con anticipación por causa de un tatuaje.

Sin embargo, Cortés explicó que no hay ninguna relación entre hacerse un tatuaje y la aparición de un melanoma. El único problema es que limita la vigilancia.