Taxistas franceses se lanzan a las calles contra el servicio de transporte particular Uber

Molestia​Los manifestantes bloquearon estaciones de trenes y aeropuertos

Miles de taxistas franceses en huelga se manifestaron el jueves en París y en otras ciudades para denunciar la "competencia salvaje" de UberPOP, un servicio de transporte de viajeros en coches particulares.

Operaciones tortuga y bloqueos de estaciones ferroviarias y aeropuertos crearon importantes perturbaciones en el tráfico. Las manifestaciones desembocaron en algunos casos en enfrentamientos e incluso en incendio de vehículos.

Una quincena de personas fueron detenidas en la región parisina y en Lyon, de los cuales al menos ocho pasaron a disposición policial.

El primer ministro Manuel Valls, de visita oficial en Colombia, condenó esos actos violentos "inadmisibles" y aseguró que sus autores, "en ambos lados" serán perseguidos.

El ministro del Interior, Bernard Cazeneuve ordenó al prefecto de policía de París la prohibición de las actividades de UberPop.

El director general de Uber Francia, Thibauld Simphal, anunció inmediatamente que contestaba esa decisión y aseguró a sus afiliados que "por el momento" podían continuar con sus actividades.

Los sindicatos de taxistas consideraron insuficiente la medida gubernamental y anunciaron nuevas acciones. Los choferes insistieron en la necesidad de "desactivar" la aplicación de transporte entre particulares para los celulares.

En el noroeste de París, varios taxistas tomaron por asalto e incendiaron los automóviles de dos conductores de los llamados vehículos de transporte con chófer (VTC), provocando la intervención de la policía antidisturbios y de los bomberos, con un telón de fondo de petardos, ruido ensordecedor y contenedores de basura volcados.

En el aeropuerto de París-Roissy, los accesos a tres terminales estaban bloqueados. La acción de los taxistas también perturbó la circulación en varios barrios de París y alrededor de la capital.

La policía antidisturbios intervino a primeras horas de la mañana para restablecer la circulación en el Bulevar Periférico, la carretera de circunvalación de París.

"El objetivo es ocupar el espacio, porque estamos verdaderamente hartos", declaró Karim Asnoun, del sindicato CGT. "Nos vemos obligados a pasar por esta etapa de radicalización", explicó por su parte Abdel Ghalfim del sindicato CFDT.

El acceso a la estación ferroviaria del Norte también estaba bloqueado por decenas de automóviles, y el ambiente era sumamente tenso en el aeropuerto de París-Orly, donde numerosos taxistas trataban de identificar a los chóferes clandestinos, bajo la mirada de los policías desplegados en el lugar.

La rockera estadounidense Courtney Love, que había utilizado el servicio, se vio bloqueada cerca de un aeropuerto parisino y mandó un tuit en el que pedía al presidente Françoise Hollande de intervenir. "¿Esto es Francia? Me siento más en seguridad en Bagdad", aseguró.

En Marsella, los taxistas perturbaron la circulación en la ciudad y en la carretera al aeropuerto, mientras cientos de vehículos filtraban la entrada a un túnel de autopista.