No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Técnica de arrastre amenaza futuro de 16 familias de pescadores artesanales

Fundación MarViva alerta sobre peligros para la seguridad alimentaria de restablecerse práctica prohibida por la Sala Constitucional en 2013

La técnica que utiliza redes de arrastre para capturar camarones en masa atenta contra el futuro de 16 mil familias de pescadores artesanales. Esa aseveración la hizo la mañana de este lunes en el programa Nuestra Voz la gerente de Incidencia Política de la Fundación MarViva, Haydée Rodríguez.

El criterio de la representante de la organización ambientalista se da luego de que el miércoles anterior trascendiera que la Junta Directiva del Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (INCOPESCA) llegó a un acuerdo durante la sesión del pasado 10 de noviembre para revivir la actividad de pesca de arrastre con el otorgamiento de nuevos permisos pese a que en agosto de 2013 la Sala Constitucional resolvió prohibir dicha práctica por su impacto ambiental.

"Hablamos de una pesca que arrasa de absolutamente todo, incluso violenta, como lo dice la Sala Constitucional, el principio de desarrollo sostenible democrático, que no es solamente asegurar que las futuras generaciones tengan acceso a todos estos recursos sino asegurar que las mismas personas que estamos aquí, en el actual momento, podamos tener acceso a todos los recursos pesqueros. En ese sentido, la pesca de arrastre lo que hace es quitar todas las posibilidades de que pescadores artesanales, más de 16 mil familias que dependen de esa pesca, puedan realmente pescar a futuro y tener la seguridad alimentaria a la que todos tenemos derecho", afirmó Rodríguez.

La master en derecho ambiental señaló que restablecer esa práctica representa una visión de corto plazo y poco integral. "La pesca de arrastre es como poner una curita que nos va a reventar en la cara en unos pocos años", manifestó la representante de MarViva.

El magistrado del Tribunal Constitucional y redactor del fallo 2013-10540, Paul Rueda, explicó que en la sentencia se restringe al INCOPESCA no podrá otorgar licencias nuevas, renovar permisos vencidos o reactivar los que estén inactivos para la pesca de camarón con redes de arrastre.

El Juez Superior indicó que no se referirá a si el fallo de 140 páginas dejó vacíos que podrían ser aprovechados para la resurrección de la pesca de arrastre.

Se espera que el próximo viernes 24 de noviembre, la Junta Directiva del INCOPESCA deje en firme el acuerdo que planea conceder la entrega de nuevas permisos con hasta 25 mejoras regulatorias que "atienden las preocupaciones de conservación ambiental y el principio de desarrollo sostenible democrático externado por los magistrados", según reseñó la entidad mediante un anuncio firmado por su comunicador Roger Gutiérrez, que data del 17 de noviembre.

En Nuestra Voz también participaron Pamela, Kristel, Michelle y Jocelyn, cuatro niñas de entre 6 y 10 años, quienes mediante dibujos han expresado su preocupación por el impacto del uso de redes tiradas desde embarcaciones para la explotación marina.

La última de ellas, oriunda de Puerto Pochote de Puntarenas, dijo sentirse triste por los animales que son capturados en las redes, que posteriormente son lanzados muertos de regreso al mar.

Los transmallos, la pesca artesanal y la cría de camarones son tres propuestas que brindan las organizaciones ambientalistas en el mundo como alternativa a la pesca de arrastre.

Fotografía tomada de: Fundación MarViva.