No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Tesorero libertario: sanción por estafa nos pone en riesgo de desaparecer

​Agrupación señala que carece de opciones para hacer frente al pago de ¢209 millones más costos procesales

La incapacidad de pagar la sanción de ¢209 millones más costos procesales impuesta al Partido Movimiento Libertario (ML) por estafa en contra el Estado, pone en aprietos financieros a la agrupación, e incluso, la coloca en riesgo de desaparición.

Así lo confirmó el propio tesorero libertario, Carlos Herrera, quien además admitió que no tienen la solvencia económica para enfrentar la deuda.

"No me parece una buena señal para la democracia desaparecer un partido político porque en algún momento algunas personas cometieron un error (...) podría darse, imagínese usted que en un escenario donde haya que pagar y que el Estado los requiera de una vez y no hay la solvencia para hacerle frente a esa deuda", declaró el integrante del Comité Ejecutivo Nacional.

Herrera señaló que en la actualidad carecen de opciones para hacer frente a la deuda, ya que están limitados en cuanto a la captación de recursos económicos.

Durante la época electoral, es común que las agrupaciones reciban donaciones de simpatizantes, sin embargo, fuera de ese periodo es poco probable que se dé. De igual manera, son sujetos de créditos poco atractivos para los bancos, indicó el libertario.

"En este momento para serle franco y sincero no hay ninguna opción para que un partido político le pueda hacer frente a este tipo de situaciones, sobre todo en el caso de nosotros que somos una agrupación política que no tiene bienes o activos que realmente puedan darle respaldo a esto", explicó el tesorero del ML.

Fuera de la época electoral, los partidos deben llevar a cabo una serie de procedimientos como liquidación de gastos, presentación de estados financieros, capacitaciones, entre otras actividades que les consume recursos.

Herrera aseguró que los problemas financieros no afectan la campaña política debido a que para estos fines se tiene acceso a la deuda política mediante la emisión de bonos, los cuales no son embargables.

La sanción de ¢209 millones por estafa contra el Movimiento Libertario quedó en firme luego de que la Sala III declarara sin lugar un recurso de casación presentado por el representante legal de la agrupación, quien apeló la sentencia que se dictó contra ellos en octubre del 2015.

Además del perjuicio económico contra el Estado, el ML deberá pagar ¢67 millones por intereses, ¢32 millones por costas y ¢600 mil por honorarios.

Sobre este último punto, Herrera indicó que están a la espera de la revisión por parte del abogado del partido para determinar si ese es el monto final. Hasta este jueves no había sido notificados del fallo de la Sala III.

Los libertarios ya se encontraban en aprietos financieros. Uno de los síntomas más evidentes fue la incapacidad de auditar los estados financieros del primer y segundo trimestre del 2017 para presentarlos al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE).

El fracaso en la campaña electoral del 2014 fue uno de los responsables de la caída en las finanzas de la agrupación pues por la cantidad de votos obtenidos no pudieron cobrar la deuda política que tenían proyectada desde un principio.

Una deuda por ¢800 millones con el Banco Lafise, embargo de cuentas y otros pendientes con acreedores son parte de los inconvenientes que la agrupación ha solventado paulatinamente para sanear sus finanzas.