Texas confirma a un segundo trabajador sanitario con Ébola

Preocupación​“Lo que sucedió allí, cualquiera sea la razón, es inaceptable”, dijo el doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Enfermedades Alérgicas e Infecciosas

Un segundo trabajador del hospital de Texas donde se trató al liberiano fallecido de Ébola dio positivo al virus que, según la ONU, está ganando la carrera a quienes intentan combatirlo.

Este segundo caso de infección es "inaceptable", dijo este miércoles el director de un organismo de salud estadounidense, mientras que altos funcionarios afirmaron que se intensificará el entrenamiento del personal hospitalario para tratar esta enfermedad.

"Lo que sucedió allí, cualquiera sea la razón, es inaceptable", aseveró el doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Enfermedades Alérgicas e Infecciosas.

"No es aceptable que dos enfermeras que daban asistencia a una persona, debido a su exposición (...) resulten infectadas", señaló Fauci a la cadena MSNBC de televisión.

El último caso registrado en el Hospital Presbiteriano de Dallas se produjo luego de ser anunciada el domingo la contaminación con ébola de la enfermera Nina Pham, que estaba dentro del grupo de 70 miembros del hospital que atendieron al paciente liberiano Thomas Eric Duncan.

Duncan, quien se cree que contrajo el virus en Liberia, fue hospitalizado en Dallas el 28 de septiembre y murió una semana después.

Tras ser informada el domingo la infección de Pham, Fauci y el director del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), Tom Frieden, destacaron que una "violación del protocolo" podría haber sido la causa de esta contaminación.

Polémica en Estados Unidos

Pero antes incluso de conocerse este segundo caso, la polémica estaba servida en Estados Unidos por la supuesta insuficiencia de las medidas de seguridad para evitar la propagación del virus.

El director de los Centros Americanos de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), Tom Frieden, sugirió que el primer contagio dentro del país podría haberse producido por una negligencia en el procedimiento médico, a lo que un sindicato de enfermeras respondió este miércoles criticando la ausencia de protocolo alguno.

"El personal de enfermería no dispuso de consignas específicas ni cuando el paciente fue admitido en urgencias ni mientras estuvo en tratamiento", explicó RoseAnn DeMoro, presidenta del gremio.

"Mientras el paciente vomitaba y sufría diarreas, el personal no recibió ninguna indicación sobre qué hacer con los deshechos ni cómo limpiar un material que era altamente contagioso", insistió.

Según las autoridades sanitarias podría haber hasta 76 miembros del personal que estuvieron con el paciente fallecido y que por tanto, estuvieron expuestos al virus.