Tienda de la Basílica vende en promedio ¢1 millón al día durante Romería

ventas​La mayor parte de los romeros compran exvotos y estampas de la Virgen de los Ángeles

El Santuario, la tienda oficial de la Iglesia Católica en la Basílica de los Ángeles, en Cartago, vende por lo menos ¢1 millón al día durante la romería en productos religiosos, desde que arrancó esa actividad el 23 de julio con la celebración de la Novena.

De acuerdo con el cajero y dependiente de ese comercio, Gabriel Cantillo, en ese local se "vende de todo", desde pinturas hasta Biblias e imágenes de santos canonizados por la Iglesia. Sin embargo, dijo, la mayoría de personas compran estampas de la Virgen de los Ángeles y exvotos durante estas fechas.

Señaló además que muchos de los romeros adquieren libros sobre la Virgen de los Ángeles y cantimploras con la imagen de la "Negrita", las cuales llenan con el agua de la Pileta que muchos creyentes consideran "bendita".

Según contó Cantillo, el precio de los exvotos e imágenes de las Virgen de los Ángeles ronda los ¢300 mientras que el precio de las cantimploras es de ¢500 las medianas y ¢1.350 las grandes.

Cantillo señaló que lo importante no es el nivel de ventas que tengan, el cual puede variar, sino que la gente pueda tener una experiencia con Dios.

"No nos fijamos en cosas", señaló el dependiente.

Otra de las tiendas que vende objetos religiosos durante la romería es La Soberana, ubicada al costado derecho de la iglesia de la Basílica de los Ángeles. A pesar de no ser una tienda oficial de la Iglesia Católica su dueño, José Arnoldo Astorga señaló que desde el inicio de la Novena, el 23 de julio les ha ido "bastante bien".

Las ventas sí se han incrementado bastante. Podemos estar vendiendo por lo menos unos ¢400 mil al día, destacó Astorga, quién además aseguró que para el 1 y 2 de julio las ventas puedan alcanzar el ¢1millón.

Mientras tanto el dueño de la tienda Santa Lucía, José Quesada, señaló que para ellos las ventas no han sido buenas este año.

A pesar de que se negó a dar un monto de cuánto vendía por día, Quesada destacó que su local casi no se llena y que durante la última semana "han vendido poco".

Nosotros por dicha no dependemos de la ganancias de la tienda, somos varios hermanos y tenemos otros trabajos, pero aquí casi no se vende nada, concluyó.