Todos ganan

CS Herediano 2 - Deportivo Saprissa 2

Goles: Ariel Rodríguez (42”), Leandro Barrios (60”), Carlos Saucedo (82”), Leandro Barrios (86”)

Este miércoles por la noche, vimos en el Eladio Rosabal Cordero, ese estadio difícil de llenar, uno de esos partidos de fútbol ascendente. Salieron a la cancha dos equipos que, por razones diferentes, no se sienten autoafirmados. Saprissa porque sigue buscando -y está cada vez más cerca- su equipo esencial. El Herediano porque lo empezó a perder. Pero en los 90 minutos quedó claro que sobra voluntad para alcanzar ese equilibrio de juego, esa identidad que se extraña desde adentro y desde las graderías.

Los titulares: Saprissa apostando por los refuerzos; Heredia con otra de las versiones de Solano. Desde el inicio, el juego estuvo del lado de la velocidad y la fuerza. Pronto se inclinó hacia la fuerza y las faltas lo fueron fraccionando, un primer tiempo asmático.

Saprissa, desde ahí y durante todo el encuentro, sorprendió con una presión eficiente en la salida de los locales. Cortaron las salidas por las bandas, obligaron a los florenses a jugar al pelotazo, a los balones a la olla, a lo que hacen peor.

A los 16 minutos del primer tiempo no se habían registrado tiros directos a marco. Estaban muy ocupados en resolver el pulso de los dos cuartos de cancha.

Desde temprano, Hansell Arauz, Manfred Rusell y el panameño Machado fueron protagonistas en el Saprissa. En el Herediano, Francisco Calvo y Anllel Porras; uno subiendo a la ofensiva, el otro bajando a pelear bolas desde atrás.

El primer tiempo se iba a consumir así, con la batalla enfocada en las zonas lejos de los arcos. Hasta que en el 42”, Machado le sirvió un balón a Hansell que llegó al área florense y cruzó un pase horizontal al centro que Ariel Rodríguez, superando la marca de Myrie, logró colocar en la red herediana.

Así se fueron al descanso, los visitantes subrayando las fallas de un equipo local que venía, partidos atrás, dando muestras de inseguridad.


El entretiempo funcionó bien para los dos equipos. En el segundo tiempo vimos un fútbol mejor. Al minuto uno, Badilla cabeceaba un tiro de esquina que pudo ser letal. Dos minutos después, Cordero, el exsaprissista, le filtraba un balón a Calvo por la izquierda y Waston lo apuraba al corner.

Así se desarrolló la segunda mitad, dos equipos entregados. Saprissa seguía presionando las salidas del local, muy bien parado atrás. Los florenses acudiendo a los pelotazos, aunque cada vez menos. Al 59”, Solano echó mano a Leandrinho, un cambio arriesgado que rápidamente dio frutos. Un minuto después, recibía un pase bombeado por la derecha y remataba antes del tiempo lógico. Michel, guardameta morado, no pudo hacer nada. El Club Sport Herediano empataba el partido.

González, el DT de Tibás, apostó por el boliviano Saucedo al 75”, siete minutos después se inauguraba en el torneo tico con un gol de penal.


Los locales no se arrugaron y, al 86”, Yendrick Ruiz servía al Mambo desde la media cancha. Leandrinho, por el otro costado, por el izquierdo, metió la chancleta para que Núñez le diera medio gol. Barrios fino, encarrerado y con borde externo de derecha, vencía por segunda vez a Michel. Herediano 2, Saprissa 2.

Hasta el cuarto minuto de reposición se disputó la pelota en la cancha. Un partido para agradecer.

Fotografía: Club Sport Herediano