Tormenta deja tres muertos y trae frío glacial al noreste de EE.UU.

Una ola de frío glacial cubría este viernes el noreste de Estados Unidos, desde Nueva York hasta Chicago, tras la primera tormenta de invierno del año dejó al menos tres muertos, más de medio metro de nieve en algunas zonas y provocó la anulación de 4.500 vuelos en dos días.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, informó el viernes sobre dos muertes en su territorio, que estarían vinculadas con la tormenta, llamada "Hércules" y por la cual declaró el estado de emergencia.

Una de las víctimas es una mujer de 71 años que sufría Alzheimer y se congeló cuando deambulaba fuera de su casa, indicó a medios locales la policía del condado de Genesee (noroeste de Nueva York).

En Filadelfia (Pensilvania), un trabajador murió aplastado por una pila de 30 metros de sal preparada para rociar carreteras, según la prensa local.

La tormenta, que comenzó el jueves en los estados del sur de Nueva Inglaterra (Massachusetts, Connecticut, Rhode Island), provocó la cancelación de unos 4.500 vuelos en dos días en Estados Unidos. En cambio, los transportes públicos terrestres funcionaban en general bien, a pesar de algunos retrasos y perturbaciones.

El alerta de fuertes tormentas de nieve dado por el Servicio Meteorológico Nacional abarcaba una extensa área del país, desde Chicago hasta Nueva York y casi toda Nueva Inglaterra.