Trabas burocráticas impiden al país uso de financiamiento por $3 mil millones

El país dispone de financiamiento por poco más de $3 mil millones que no puede ejecutar, debido a que algunos de los créditos requieren trámite y aprobación en la Asamblea Legislativa o permanecen estacados en la maraña de trámites estatales.

Con esos recursos, se pretende desarrollar 14 proyectos de infraestructura pública que están en un estado "muy avanzado" de negociación, según reportes del Ministerio de Hacienda.

Tres de ellos, la ampliación de la ruta 32, que comunica San José con Limón, y los proyectos geotérmicos Pailas I y II, y Borinquen I y II, sólo requieren el aval del Congreso.

El resto debe cumplir con los trámites burocráticos, que de acuerdo con cálculos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), pueden tardar en promedio un año y medio para que se pongan en marcha, lo cual convierte a Costa Rica en uno de los países que más tarda en ejecutar obra pública.

El ministro de Hacienda, Edgar Ayales, reconoció que en el país es un "calvario" ejecutar obra pública, pues se deben enfrentar largos procesos administrativos, permisos, apelaciones y en ocasiones la oposición de grupos empresariales y sociales, que entraban el proceso de negociación.

Ministro de Hacienda, Edgar Ayales

Para Ayales, el problema sólo se resolverá cuando se apruebe la reforma a la ley de contratación administrativa, que se encuentra en la corriente legislativa.