Tradicional procesión de serpientes en Italia en honor a Santo Domingo

El pueblo italiano de Cocullo, en los Apeninos, llevó a cabo este jueves una tradicional procesión religiosa con serpientes que se realiza una vez al año y que sorprende a más de uno.

Unas 30 serpientes no venenosas desfilaron sobre una estatua de Santo Domingo, un abad italiano del siglo X, celebrando así los supuestos poderes curativos de este santo católico.

La estatua fue transportada alrededor de una plaza del pueblo, en medio de miles de personas, algunas de las cuales tenían en la mano otras serpientes que capturaron en las semanas anteriores a esta tradicional procesión.

Una fiesta dedicada a quienes capturan serpientes ya existía en la época anterior al cristianismo, con el fin de celebrar la destreza de quienes hallaban serpientes después de que la nieve se derretía en la primavera boreal.