No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

"Lastimado por la infamia", Victor Hugo Víquez oficializa renuncia a su aspiración de ser diputado

​Excongresista se vio vinculado en presuntas presiones a favor de Juan Carlos Bolaños

"Lastimado por la infamia", el exdiputado Víctor Hugo Víquez entregó la tarde este martes al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) su carta de renuncia a la candidatura a diputado, con el que planeaba regresar a la Asamblea Legislativa a partir de mayo del próximo año.

La acción del hasta hoy aspirante legislativo del Partido Liberación Nacional (PLN) se da 12 días después de haber anunciado que desistiría del cargo por las revelaciones de la prensa que lo vinculan con presuntas presiones en favor del importador del cemento chino, Juan Carlos Bolaños.

Víquez fue señalado por enviar a la anterior presidenta ejecutiva de la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE), Vanessa Rosales, cuatro mensajes de texto en marzo del 2013, en los que pedía favorecer al empresario en una licitación por su colaboración con la agrupación verdiblanca.

Un día más tarde, el candidato a la Presidencia de la República por los liberacionistas, Antonio Álvarez, pidió en una conferencia de prensa la renuncia a Víquez, cuyo nombre encabezaba la lista de aspirantes al Congreso por Heredia.

"Mal intencionadamente han tratado de ligar esos mensajes con el caso que investiga la comisión legislativa del préstamo del Banco de Costa Rica a Sinocem (empresa en la que Bolaños es apoderado) desde luego, sin ninguna relación sustancial ni temporal", establece en el documento el exdiputado.

Víquez aclaró que conoció a Bolaños por otro diputado, que no mencionó su nombre, y que en el momento era un empresario del que no se conocía "razón para desconfiar", quien le manifestó preocupaciones por supuestas irregularidades en un proceso de contratación.

En el escrito afirma que se limitó a reenviar los mensajes remitidos por el importador del cemento chino.

"Habiendo explicado así lo sucedido, con mi honra intacta aunque lastimado por la infamia y, porque soy una persona de hombría, de bien, que respeta su palabra, renuncio inequívocamente a mi candidatura al primer lugar de la papeleta a diputados del Partido Liberación Nacional por mi provincia de Heredia", concluye el documento.

El caso fue estudiado por la Procuraduría de la Ética Pública que señaló que los hechos que se le atribuyen al exparlamentario "no configuran un delito de tráfico de influencias".

Álvarez, manifestó mediante una publicación en sus redes sociales estar convencido de que Víquez no está involucrado en el caso del cemento chino, pero admitió que los señalamientos "son imprudentes", a criterio suyo y de Víquez.