Tras cinco años de estancamiento, ley que sanciona maltrato animal con cárcel recibe aval de Comisión Legislativa

Apoyo​Penas de proyecto original fueron reducidas para conseguir acuerdo político

Cinco años después de que se presentara la Ley de Bienestar Animal, los diputados de la Comisión de Ambiente la aprobaron este jueves mediante un texto sustitutivo.

Dicho texto recibió el aval por unanimidad, los ocho diputados presentes lo dictaminaron de manera positiva. La única ausente fue la liberacionista Aracelly Segura.

Para lograr el acuerdo político los integrantes dieron luz verde, el pasado lunes, a una moción con un texto que hace más explícita la redacción de algunos artículos y disminuye las penas de cárcel.

En el primero de los casos, por ejemplo, el artículo 21 bis, cita las actividades que se exceptúan en la ley como las pesqueras, agropecuarias, zootécnicas, ganaderas o veterinarias reguladas.

En cuanto a las penas de cárcel, el maltrato contra un animal bajó una sanción que va de uno a seis años a una que va de seis meses a dos años de prisión.

Mientras que, en el caso de que se le ocasione la muerte de forma intencional a un animal, la pena va de seis meses a tres años de cárcel.

Además, detalla que los fondos de las multas serán exclusivamente para el Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa), y que estas deberán de pagarse en un plazo máximo de 30 días hábiles.

La diputada del PAC, Marcela Guerrero, manifestó su satisfacción por el acuerdo de mayoría y explicó de que posiblemente la próxima semana el proyecto pasará al plenario para que se vote en primer debate.

diputada marcela guerrero

El presidente de la Comisión, Abelino Esquivel señaló que el próximo martes – después del plenario– sesionarán para dejar el acta de este jueves en firme y, de tal manera, el proyecto pasará al plenario. "Llegar a estos acuerdos políticos es como encontrar oro puro, muy difícil", manifestó.

El camino

La iniciativa original que pretende sancionar el maltrato animal fue propuesta por la exlegisladora del PASE, Rita Chaves, y durante varios años no avanzó debido a que legisladores que se oponían rotundamente a que las penas por este delito fueran similares a la de un delito contra un ser humano, como también por la falta de especificidad que podría afectar actividades comerciales.

Desde el 2009 varios grupos de activistas prodefensa animal convocaron a marchas por la capital para exigir la aprobación de la ley, este jueves no fue la excepción.