Traslado de embajada de EE.UU. a Jerusalén desataría furia de terroristas, señala analista

repercusiones​Historiador indicó que intereses económicos y militares pudieron mediar en medida adoptada por Trump

La decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de trasladar la embajada de su país de Tel Aviv a Jerusalén podría desatar la furia de organizaciones terroristas y agudizar la tensión en esa región del mundo.

Esta es una de las repercusiones de las que habló este jueves en el programa Nuestra Voz el historiador y analista, Vladimir De la Cruz, sobre este hecho que es interpretado por la comunidad árabe como un reconocimiento del estado israelí y un desprecio hacia Palestina.

"Se produce una tensión mundial y se concentra nuevamente en Israel un sitio de conflicto y de foco político-militar donde pueden generarse no solo guerras como las del 67 sino que podrían estimularse actos terroristas, más ahora que hay organismos como el ISIS y otros que no son controlables directamente por estados sino que actúan por sí solos", explicó el experto.

Trump reconoció este miércoles a Jerusalén como la capital de Israel trayéndose abajo décadas de diplomacia estadounidense e internacional en el conflicto palestino-israelí.

Sobre las motivaciones que llevaron a la decisión de Trump, el analista señaló que en parte puede tratarse del intereses económicos-militares para propiciar la venta de armas en la región al promover enfrentamientos bélicos.

Por otra parte, el acercamiento de la comunidad judía en el gabinete del Mandatario, incluido su yerno Jared Kushner.

Ahora, el mundo está a la espera de lo que se resuelva en el seno del Consejo de Seguridad de la ONU que fue convocado tras este hecho.

"El Consejo de Seguridad debe ratificar la resolución 478 que ya hicieron hace ya muchos años de respetar Jerusalén no como una capital única de Israel sino en el caso eventual de dos eventuales: la de los musulmanes en la parte vieja y la parte nueva de Israel. En todo caso también podría sugerir la posibilidad de que Estados Unidos rectifique el reconocimiento de la capital de Israel en Jerusalén como un todo y en ese sentido advertir que está incurriendo en violación de las leyes internacionales y que eso pone más tensión en el mundo", recalcó el analista.

Sobre la posición de Costa Rica, de la Cruz indicó que no debe cambiar y seguir la misma línea de otros países de mantener sus representaciones diplomáticas en Tel Aviv.

Israel reclama que toda Jerusalén es su capital, mientras los palestinos ven el sector este de la ciudad como la capital de su futuro Estado. El enfrentamiento por esta ciudad se atizó después de la Segunda Guerra Mundial, cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas le concedió al pueblo judío parte del territorio de Palestina para formar el Estado de Israel, resolución que no fue reconocida por los palestinos y marcó el inicio de guerras y disputas. No obstante, desde hace más de una década se procura llegar a una solución por la vía pacífica, aunque los avances han sido limitados.