Trasplante de heces curó a seis ticos con diarrea por Clostridium Difficile

tratamiento​Costa Rica fue el primer país en Latinoamérica en implementar técnica hace dos años

Seis pacientes con diarrea por Clostridium Difficile del hospital San Juan de Dios fueron curados de su padecimientos después de haber sido sometidos a un trasplante de heces.

El jefe de Infectología del centro médico, Manuel Villalobos, detalló que esta técnica conocida como bacteroterapia fecal empezó a realizarse hace dos años en el país.

El tratamiento consiste en introducir con una sonda por la vía digestiva superior o inferior las heces de un donante sano, con el fin de sustituir la flora intestinal contaminada por la bacteria.

Villalobos detalló que es un procedimiento altamente efectivo, con una tasa de éxito de casi el 100 por ciento y que da resultados tan solo horas después de realizado.

El médico señaló que hay que concientizar primero al paciente acerca del tratamiento, ya que algunos rechazan la técnica por repudio.

Este procedimiento se realiza como última alternativa, cuando la persona afectada no tuvo efectos positivos con antibióticos o que después de curada volvió a recaer.

El trasplante fecal absuelve al paciente de enfrentar mayores complicaciones con el padecimiento, e incluso, evitar la muerte.

Villalobos aseguró que Costa Rica fue el primer país de América Latina en implementar la técnica.

La bacteria Clostridium se contrae principalmente en hospitales. En el 2009 se presentó un brote en los centros médicos nacionales que alcanzó una tasa de incidencia acumulada de 15 por cada mil egresos de pacientes.

Otros centros médicos de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) que llevan a cabo el procedimiento son el hospital Nacional de Geriatría y Gerontología Dr. Raúl Blanco Cervantes y el Max Peralta de Cartago.

En lo que va del año, 65 personas son atendidas en el San Juan de Dios a causa de la diarrea por Clostridium Difficile.