Tren a Alajuela y ampliación de Cartago varados hasta que Incofer audite estados financieros

TRABAS​Institución no cuenta con inventario desde 2000

El Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer), no tiene estudios financieros auditados desde 2007, ni cuenta con inventarios de equipos desde 2000. Los hallazgos se desprenden de una investigación que realizó el presidente ejecutivo Guillermo Santana, durante sus primeros 100 días de gestión.

La falta de estados financieros auditados limita la posibilidad de que la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) apruebe nuevas tarifas para los servicios de trenes actuales, lo que a la vez limita el inicio del tren a Alajuela y la ampliación del servicio de Cartago hasta La Basílica.

El jerarca de Incofer explicó que la institución necesita un ajuste en las tarifas para darle mayor sostenibilidad al servicio a nivel financiero y así tener más claridad de cuánto subsidia el Gobierno a los usuarios de tren. Una vez que se cuente con los estados financieros se podrá pedir el aumento en los precios de los boletos.

De acuerdo con Santana, el Incofer trabajará para tener listos los inventarios de maquinarias, herramientas y equipos, además de los estudios financieros auditados de forma externa a más tardar en enero del próximo año. Además, la institución planea iniciar con el servicio de trenes entre San José y Alajuela en julio del 2015.

El plan inicial del Instituto era tener listo antes de que terminara el año el tren a alajuela, luego lo aplazó para inicios de 2015. De la misma forma estaba previsto avanzar con la llegada de la línea férrea hasta la Basílica de Los Ángeles.