Tres muertos y casi 500 heridos en Pakistán tras protesta contra el gobierno

disturbios​Cientos de manifestantes ocuparon este lunes sede de la televisión pública en la capital de ese país

Tres muertos y casi 500 heridos es el saldo que dejó el fin de semana una protesta en Pakistán para exigir la renuncia del Primer Ministro.

Los primeros actos violentos se produjeron el sábado por la noche cuando los partidarios del líder opositor Imran Khan y del clérigo Tahir ul Qadri intentaron entrar en la residencia oficial de Sharif.

Este lunes cientos de manifestantes ocuparon brevemente la sede de la televisión pública en Islamabad e intensificaron la crisis política que atraviesa el país.

Las emisiones del canal de noticias PTV, la principal televisión del país, quedaron suspendidas durante media hora tras la irrupción de los manifestantes.

Los manifestantes lanzaron piedras a los policías antidisturbios, que intentaron responder con gases lacrimógenos, pero la intensa lluvia impedía que estos tuvieran efecto.

El Primer ministro Sharif se entrevistó el lunes por la tarde con el jefe del ejército, el general Raheel Sharif, con el que no comparte ningún lazo de parentesco directo.