No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Causa contra diputado Morales Zapata en el PAC sigue en pie pese a su renuncia

Asamblea Nacional del PAC lo declaró non grato por vínculo con empresario Juan Carlos Bolaños

Aunque el diputado Víctor Morales Zapata, quien anteriormente formaba parte de las filas del Partido Acción Ciudadana (PAC), renunció a su fracción en setiembre del año anterior, aún pesa sobre él un procedimiento ante el Tribunal de Ética de la agrupación por el caso del cemento chino.

El presidente de esta instancia, Gustavo Camacho, indicó que la denuncia sigue abierta y a la espera del análisis correspondiente.

"Es un caso que necesita la resolución del Tribunal, no podemos simplemente pasarlo por alto, entonces independiente de la situación de cualquier compañero partidario el Tribunal tiene la obligación de analizar cada documento y cada solicitud que entra", explicó el militante.

La Asamblea Nacional del PAC declaró non grato al ahora congresista independiente en setiembre del año anterior y elevó el caso a la instancia ética de la agrupación. Días después Morales renunció.

En ese momento, el diputado se encontraba en medio de las críticas luego de que el presidente de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), Iván Brenes, lo señalara como intermediario del empresario del cemento chino Juan Carlos Bolaños. A través de una llamada telefónica supuestamente consultó sobre una deuda que la entidad mantenía con el importador.

Camacho señaló que depende del Tribunal determinar si la denuncia procede o no luego de la salida del diputado.

Antecedentes

A Morales Zapata se le cuestionó a finales del 2017 por haber sido el intermediario de Bolaños para lograr un cambio en el reglamento de importación del cemento chino que favoreció al empresario y los enlaces con Casa Presidencial. El diputado enfrenta por esta situación una causa por tráfico de influencias. Él ha negado los señalamientos.

Hasta el propio presidente de la República, Luis Guillermo Solís le solicitó que renunciara a su curul, sin embargo, el diputado se limitó a dejar la fracción oficialista.

En enero del 2014, la Asamblea Nacional del PAC expulsó a Morales Zapata por haber ocultado una acusación penal en 1994 por los delitos de peculado y falsificación de documentos en el aval de un préstamo con dinero público para una cooperativa.

Al final el proceso se lo trajo abajo el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) y pudo mantenerse en la bancada oficialista.